La migraña es una enfermedad muy incapacitante, con un gran impacto negativo en la calidad de vida del paciente e interferencia en su esfera personal, social, laboral y familiar. En España, según datos de la Sociedad Española de Neurología, la padecen alrededor de 5 millones de personas, de las cuales 1,5 millones la sufren en su forma crónica, es decir, experimentan dolor de cabeza más de 15 días al mes.

La causa fundamental de la migraña es la disbiosis intestinal, es decir, una alteración de la población de bacterias que habitan el intestino. En un estudio realizado en China y publicado en 2020 en la revista Frontiers in cellular and infection microbiology, se observó que las personas con migraña presentan altos niveles de firmicutes, especialmente del género Clostridium, lo que es un claro indicio de disbiosis; asimismo, las personas con migraña presentan una alta incidencia de trastornos intestinales como estreñimiento y diarrea. Aunque la existencia de un eje intestino-cerebro ha sido demostrada científicamente hace años y es plenamente aceptada en el ámbito de las ciencias biomédicas, son muy pocos los neurólogos que incluyen en sus tratamientos medidas específicas para mejorar el estado de la microbiota intestinal. El método más efectivo para normalizar la microbiota intestinal es el protocolo de limpieza intestinal ideado por la doctora Hulda Clark, pues permite eliminar del intestino bacterias perjudiciales, parásitos y restos de comida sin digerir, así como normalizar el tránsito, tanto en casos de estreñimiento como de diarrea; si quieres conocer en detalle dicho protocolo pulsa AQUí.

Una vez finalizada la limpieza intestinal es recomendable seguir un protocolo de suplementación con magnesio, coenzima Q10, vitamina D, riboflavina, complejo B y probióticos. Se calcula que un 50 por ciento de las personas aquejadas de migraña presentan déficit de magnesio, lo que produce un estado de hiperexcitabilidad neuronal que agrava la sintomatología de esta enfermedad; por ello, no es de extrañar que la suplementación con magnesio ayude a aliviar los síntomas. Varios estudios clínicos han demostrado que la suplementación con coenzima Q10, vitamina D y riboflavina es efectiva como profilaxis, pues DISMINUYE LA FRECUENCIA, INTENSIDAD Y DURACIÓN DE LOS ATAQUES DE MIGRAÑA; no hay que olvidar que el consumo de dosis altas de una vitamina del grupo B puede producir déficit del resto; por este motivo, cuando se toma riboflavina es importante tomar complejo B una vez al día. Por último, es indispensable tomar probióticos para mantener la microbiota intestinal en óptimas condiciones.

 

PROTOCOLO DE SUPLEMENTACIÓN

Tomar todos los días junto con el desayuno:

-1 cápsula de magnesio

-2 cápsulas de Q10 de 30 mg

-2 perlas de vitamina D

-1 cápsula de vitamina B2

-1 cápsula de complejo B

-1 cápsula de probióticos Royal Flora

Articulo escrito por Ignacio Chamorro, Miembro de la Dr Clark Research Association

Si tienes alguna consulta puedes hacerla aquí

En estos artículos no recibirá consejos médicos, pero sí pautas basadas en la naturopatía, la nutrición orto-molecular y las investigaciones de la Dra. Clark. Los consejos dados no implican necesariamente que la medicina oficial esté de acuerdo con ellos.

Para cualquier consejo médico acuda a su médico!

DISTRIBUIDORES

DISTRIBUIDOR CENTRAL

Dr Clark Zentrum:
Mail: info@drclark.com. Web: eu.drclark.com