El dolor crónico es con diferencia el principal motivo de consulta médica; de acuerdo a un estudio realizado por la Fundación Grünenthal y el Observatorio del dolor de la Universidad de Cádiz, en España el 26 por ciento de la población padece dolor crónico, es decir, más de 9 millones de personas.

Las causas principales del dolor crónico son las infecciones parasitarias, bacterianas, micóticas, etc, la disbiosis intestinal, altos niveles de grasas omega 6 en las membranas celulares y, en algunos casos, la lipoinflamación debida a unos altos niveles de grasa abdominal. Eliminar patógenos, normalizar la microbiota intestinal, los niveles de grasas omega 6 en las membranas celulares y reducir el porcentaje de grasa abdominal es un proceso lento que requiere varios meses e incluso años; sin embargo, mientras se atacan de raíz las causas del dolor crónico, también es posible obtener un alivio sintomático de forma rápida y totalmente inocua mediante la ingesta combinada de niacinamida, taurina y metilsulfonilmetano o MSM.

La niacinamida, la taurina y el MSM alivian el dolor debido a que disminuyen la expresión de un mediador inflamatorio conocido como factor nuclear kappa-B o, por sus iniciales en inglés, NF-κB; el NF-κB es el detonante que inicia la respuesta inflamatoria tal y como se muestra en la secuencia que se muestra a continuación:

NF-κB → citoquinas → prostaglandinas → inflamación y dolor

Los tratamientos convencionales a base de corticoides o AINEs actúan sobre la etapa final del proceso inflamatorio, inhibiendo la síntesis de prostaglandinas; el problema es que no solo inhiben la síntesis de prostaglandinas proinflamatorias, como la PGE2, sino también la de otras prostaglandinas que protegen la mucosa gástrica o inhiben la agregación plaquetaria, como la prostaciclina, lo que provoca úlceras de estómago y aumenta el riesgo de sufrir un ictus o un infarto de miocardio; reducir los niveles del NF-κB es mucho más ventajoso, pues disminuye la intensidad de la respuesta inflamatoria sin interferir con la síntesis de prostaglandinas beneficiosas. En cuánto a los opiáceos, ni siquiera reducen la inflamación sino que bloquean la percepción del dolor debido a que ejercen un efecto depresor sobre el sistema nervioso central.

En personas con deficiencia de vitamina D, es decir, con niveles séricos por debajo de 30 ng/ml, la suplementación con dicha vitamina ayuda a aliviar el dolor, aunque no de forma inmediata, pues para alcanzar el nivel óptimo, que es de 70 ng/ml, hay que tomarla a diario durante varias semanas y una vez alcanzado dicho nivel hay que seguir tomándola para evitar que descienda.

Por último, no hay que olvidar que el consumo durante periodos prolongados de una sola vitamina del grupo B puede producir déficit del resto; por este motivo, cuando se toma niacinamida es imprescindible tomar también complejo B una vez al día.

 

PROTOCOLO PARA ALIVIAR EL DOLOR

 

Tomar con el desayuno:

-1 cápsula de Complejo B

-3 perlas de vitamina D

-2 cápsulas de MSM

-2 cápsulas de taurina

-2 cápsulas de niacinamida

 

Tomar con la comida del mediodía:

-2 cápsulas de MSM

-2 cápsulas de taurina

-2 cápsulas de niacinamida

 

Tomar con la cena:

-2 cápsulas de MSM

-2 cápsulas de taurina

-2 cápsulas de niacinamida

Articulo escrito por Ignacio Chamorro, Miembro de la Dr Clark Research Association

Si tienes alguna consulta puedes hacerla aquí

En estos artículos no recibirá consejos médicos, pero sí pautas basadas en la naturopatía, la nutrición orto-molecular y las investigaciones de la Dra. Clark. Los consejos dados no implican necesariamente que la medicina oficial esté de acuerdo con ellos.

Para cualquier consejo médico acuda a su médico!

DISTRIBUIDORES

DISTRIBUIDOR CENTRAL

Dr Clark Zentrum:
Mail: info@drclark.com. Web: eu.drclark.com