HIGANO TRATAMIENTO TERAPIA CLARK PRODUCTOS CLARK-2

EL HÍGADO - La Base De Nuestra Salud (Primera Parte)


.
.
.
.

imagen-jefe

.
Estimado Amigo:

En el artículo presentado a continuación trato un tema bonito e interesante para mantener la salud tanto física como emocional y es el de ayudar a limpiar el hígado ya que la mayoría de nosotros no solemos tener en cuenta que un hígado sucio es por ejemplo la primera línea de defensa contra un cáncer, así como contra otras muchas enfermedades físicas y mentales y no lo tenemos en cuenta en parte porque la medicina alopática no lo tiene en cuenta.

Un afectuoso saludo y felices fiestas.

 

Ignacio Chamorro

Director de Instituto Clark España

Miembro de la Dr. Clark Research Association

.
.
.
.


.
.
.

EL HÍGADO

La Base De Nuestra Salud

(Primera Parte)

.

El hígado es el principal laboratorio de nuestro organismo donde se procesan miles de sustancias cada segundo y es además el encargado de neutralizar todo tipo de tóxicos presentes en nuestro cuerpo para que puedan ser excretados por los riñones o por vía fecal.
.
Nuestro hígado es un verdadero prodigio pues es capaz de procesar una variedad amplísima de tóxicos gracias a un sistema enzimático que es capaz de actuar sobre una enorme gama de sustancias.
.
Cuando la función detoxificadora del hígado declina, el funcionamiento del resto de órganos se ve seriamente comprometido y podemos afirmar con rotundidad, que ningún enfermo, (sufra la patología que sufra) presenta una función hepática normal y que no existe ninguna enfermedad (salvo las congénitas) que no pueda ser aliviada mediante un protocolo encaminado a estimular los mecanismos de detoxificación hepática.
.
Vamos a ver en primer lugar cuales son los factores que más perturban el funcionamiento de nuestro hígado:
.
Disbacteriosis en el tracto digestivo: Es decir, el cambio cualitativo de nuestra microflora intestinal.
.
La flora bacteriana “buena” puede actuar sobre los microorganismos patógenos en tránsito, impidiendo así que colonicen nuestro espacio. Cuando nuestra flora intestinal útil es dañada, las especias bacterianas dañinas pueden volverse predominantes y comenzar a desestabilizar nuestra salud.
.
Toxinas generadas por patógenos presentes en nuestro organismo: Debemos saber que la práctica totalidad de los patógenos que están presentes en nuestro organismo, ya sean parásitos, bacterias u hongos, generan gran cantidad de toxinas que acaban interfiriendo en funciones básicas de nuestro metabolismo, lo cual puede (o suele) llevarnos a patologías degenerativas graves para las que hoy por hoy la medicina oficial no encuentra solución.
.
Estos dos factores, tanto la disbacteriosis como la toxicidad generada por patógenos debe ser lo primero a tratar cuando pretendamos mejorar o regenerar la función hepática, es decir, antes de tratar el hígado debemos tratar el intestino. De hecho es importante que sepamos que el alcohol ejerce una nefasta influencia sobre el hígado y gran parte de ésta viene derivada de que el alcohol aumenta la permeabilidad intestinal siendo este aumento un factor clave en una mayor cantidad de lipopolisacáridos (toxinas generadas por bacterias patógenas que pasan a la circulación portal. Por tanto la higiene intestinal es la mejor aliada de la función hepática, es por lo que en la Terapia Clark siempre comenzamos los protocolos con una limpieza intestinal.
http://terapiaclark.info/limpieza-intestinal/ .
.
La fructosa es otro desestabilizador importante de la función hepática, hasta el punto de que se le ha llamado “el alcohol que no emborracha”, debido a los efectos que produce una dieta alta en fructosa sobre el hígado. Un consumo excesivo de fructosa aumenta la formación de radicales libres en el hígado, produce hígado graso, aumenta la inflamación y reduce la sensibilidad a la insulina (diabetes tipo 2).
.
Pero lo peor de todo es que la fructosa le roba al hígado el preciado ATP, ¿por qué?, pues porque para poder metabolizarse, la fructosa debe fosfatarse en primer lugar. Y, ¿de dónde procede el fosfato necesario para dicha conversión?, pues del adenosín trifosfato (ATP).
.
Otro tipo de azúcar como la glucosa también necesita ser fosfatada, pero como la glucosa se utiliza en todas las células del organismo, no se produce un gran descenso de ATP en ningún sistema orgánico concreto. Sin embargo, dado que la fructosa solo se metaboliza en el hígado, una ingesta importante de ésta agotará el ATP hepático.
Sin lugar a dudas los zumos de fruta y el consumo abundante de ésta no benefician en absoluto a nuestra función hepática. Además debemos saber que la degradación de grandes cantidades de ATP eleva considerablemente los niveles de ácido úrico como resultado de la degradación de la adenosina liberada, con lo cual: ¡¡¡en todos los casos de elevación del ácido úrico, el primer alimento que debe eliminarse de nuestra dieta es la fruta!!!.
.
Todos los casos de hígado graso no alcohólico se deben bien a un estado de toxicidad intestinal, una ingesta excesiva de fructosa (aunque se trate de zumos de fruta naturales) o consumo de medicamentos. La conclusión es que deberíamos limitar la ingesta de fruta a un máximo de dos piezas diarias y siempre ingeridas por la mañana, para evitar al máximo la posibilidad de fermentaciones alcohólicas que pueden darse con más facilidad si se consume la fruta al final del día.
.
El alcohol es otro agente hepatotóxico importante, pero volvemos a insistir en que ello se debe principalmente a que incrementa el paso de lipopolisacáridos bacterianos del intestino a la sangre. Es por lo que existen abstemios con hígado graso, debido a que su flora intestinal se halla fuertemente desequilibrada, además de presentar una permeabilidad intestinal excesiva.
.
Al igual que un químico requiere numerosos productos químicos con los que llevar a cabo reacciones, el hígado requiere numerosos nutrientes con los que poder efectuar su función. Estos nutrientes son vitaminas del grupo B, selenio y vitamina C (siempre mejor en forme de ácido ascórbico, ya que como afirmaba la Dra. Clark, en los procesos para la obtención de la vitamina C no ácida, siempre se contamina ésta).
.
Por otro lado, el hígado también necesita aminoácidos en cantidad (colina, metionina, etc.) por lo que una ingesta adecuada de proteínas en nuestra dieta es indispensable para una correcta función hepática y aunque una ingesta excesiva puede ser perjudicial, entre 0,8 y 1 gramo de proteína por kilogramo de peso corporal, puede ser una buena referencia.
.
Otros elevadores de nuestra toxicidad hepática son los medicamentos, como el paracetamol, ibuprofeno, ácido valproico, los antidepresivos y un larguísimo etcétera. Muchas enfermedades son simplemente un efecto secundario de la ingesta crónica de medicamentos, solo que como la persona los lleva consumiendo varios años, la aparición de síntomas durante los últimos meses no levanta sospechas. Sin embargo lo que sucede es que tras años de sobreesfuerzo, el hígado termina por capitular y ahí es cuando comienzan los síntomas.
.
Los excesos alimentarios también sobrecargan de una forma importante el hígado, especialmente las cenas copiosas. Lo ideal sería que la última comida del día fuera ligera y realizada por lo menos un mínimo de 2 horas antes de acostarnos. Los fritos y grasas recalentadas son nefastas, pero el resto de alimentos grasos no son tan perjudiciales como se nos ha hecho creer (pero sí los azúcares). Las grasas no sobrecargan en absoluto la función hepática, incluso la favorecen, pues al ejercer un efecto colagogo favorecen el drenaje de la vesícula y de los conductos biliares. Lo que sucede es que las personas con cálculos vesicales o con la vesícula inflamada se resienten ante las fuertes contracciones estimuladas por una importante ingesta de lípidos. En estos casos de problemas de vesícula, es doblemente importante la realización de varias limpiezas hepáticas después de un protocolo de limpieza intestinal.
.
Llegados a este punto debo hablar en positivo de uno de los alimentos más injustamente atacados cuando se habla de salud hepática: la yema de huevo. La yema de huevo aporta aminoácidos azufrados (detoxificantes), fosfolípidos y colina, nutrientes todos ellos fundamentales para una óptima función hepática. Además, la yema de huevo es un poderoso colecistoquinético, lo cual significa que estimula la contracción de la vesícula biliar y la excreción de bilis. Ello es una ventaja pues no deja de ser un drenaje, aunque haya individuos con la vesícula inflamada que no les convenga este estímulo, de igual modo que a una extremidad lesionada se le debe conceder reposo y no ejercicio.
Por lo tanto concluimos que la yema de huevo es hepatoprotectora, pero ¿qué hay del colesterol? Bien, en primer lugar la cantidad de colesterol que aportan un par de yemas de huevo es mínima. Por otro lado, el efecto colecistoquinético favorece la excreción de colesterol a través de la bilis y además la colina y los fosfolípidos impiden que el colesterol precipite en las arterias y los conductos biliares formando placas de ateroma o cálculos biliares.
.
Finalmente mencionaré el que quizás es uno de los mayores factores de sobrecarga y disfunción hepática:

Los parásitos. Es común encontrar en el hígado de personas aparentemente sanas parásitos como la fasciola hepática, el clonorchis sinensis, etc. Estos pueden instalarse en los conductos biliares y entorpecer la función hepática e incluso destruir el parénquima de este órgano. Con el paso del tiempo, a la vez que son portadores en su interior de bacterias y virus. Es por ello que para mejorar la función del hígado debemos desparasitar periódicamente con suplementos naturales (nunca desparasitantes químicos que son terriblemente tóxicos y no actúan contra muchas familias de parásitos).
.
El programa Clark de limpieza intestinal, además de actuar contra la toxicidad y las bacterias patógenas del intestino, también actúa contra más de 100 familias de parásitos diferentes ayudando a eliminarlos con suplementos como la tintura de nogal, que además tiene acción hepatoprotectora. Una vez realizado el protocolo de limpieza intestinal, recomendamos realizar la limpieza hepática (http://terapiaclark.info/limpieza-de-higado/) varias veces (de 3 a 5), pero de ello hablaré próximamente en la segunda parte de este artículo.

Articulo escrito por Ignacio Chamorro, Miembro de la Dr Clark Research Association

Si tienes alguna consulta puedes hacerla aquí

En estos artículos no recibirá consejos médicos, pero sí pautas basadas en la naturopatía, la nutrición orto-molecular y las investigaciones de la Dra. Clark. Los consejos dados no implican necesariamente que la medicina oficial esté de acuerdo con ellos.

Para cualquier consejo médico acuda a su médico!

DISTRIBUIDORES

DISTRIBUIDOR CENTRAL

Dr Clark Zentrum:
Mail: info@drclark.com. Web: eu.drclark.com


Eliminar metales pesados tratamiento clark con vitaminas y otros productos clark

METALES PESADOS - ¿Qué son? ¿Cómo eliminarlos?


.
.
.
.

imagen-jefeEstimado Amigo:

A continuación abordaré un tema que afecta a la práctica totalidad de la población. Es un tema que todavía no parece ser de importancia en la mayoría de gente de a pie, y sin embargo es algo que debemos tener en cuenta si queremos mantener nuestra salud y la de los que nos rodean.

El tema es el de los metales pesados, que directa o indirectamente nos afecta a todos y sin duda es de gran importancia ayudar a nuestro organismo a deshacerse de ellos.

Un afectuoso saludo,

 

Ignacio Chamorro

Director de Instituto Clark España

Miembro de la Dr. Clark Research Association

.
.
.
.


.
.
.

METALES PESADOS

¿Qué son? ¿Cómo eliminarlos?

.

Según recientes investigaciones, el hombre moderno está expuesto a los metales pesados en un porcentaje entre 500 y 1.000 veces mayor que el hombre de la era pre-industrial.

En la era industrial, se comenzó la extracción de metales pesados de la tierra, por lo que la superficie de ésta se saturó de estos tóxicos, con lo cual nuestro organismo se llenó de ellos ya que nuestra comida, el agua que bebemos y por supuesto el aire que respiramos contienen cantidades elevadas de estos metales pesados.

Otra importante fuente de estos tóxicos para nuestro organismo son las amalgamas utilizadas por los dentistas para los empastes. Estas amalgamas metálicas están compuestas por mercurio en un 50% aproximadamente. Este mercurio radiactivo, en tan solo 4 semanas desde que nos ponen la amalgama, ya se puede detectar en el hueso de la mandíbula, intestinos, pulmones y algo más tarde llega también a nuestro cerebro, hígado, riñones, tiroides, páncreas, pituitaria, suprarrenales y ovarios.

De esta forma, al haber alcanzado la mayor parte de nuestros tejidos, este mercurio radiactivo interfiere negativamente en innumerables procesos metabólicos causándonos serios daños.
.

¿Cuáles son los metales pesados?

.
El grupo de metales pesados incluye entre otros: mercurio, plomo, cadmio, níquel y titanio (aunque realmente estos dos últimos son metales ligeros).

Las intoxicaciones lentas y paulatinas por metales pesados son más frecuentes que las intoxicaciones agudas, pero los versátiles y muy destructivos efectos que causan en nuestra salud no se han tenido en cuenta por los profesionales de ésta.
.

¿Por qué los metales pesados son tan peligrosos?

.
En primer lugar decir que los metales pesados catalizan reacciones de oxidación  por tanto estimulan la producción de radicales libres. Además impiden la absorción de minerales y elementos traza, dada su similitud estructural con estos, y reemplazan a los minerales esenciales como el magnesio, el zinc, el cobre, el iodo, el molibdeno o el manganeso, con lo cual las consecuencias pueden ser desastrosas. Un ejemplo es la enfermedad de Alzheimer, que se caracteriza por un aumento de los niveles de aluminio en el organismo, especialmente en el cerebro. Ello resulta en una inhibición de las enzimas glucolíticas encargadas de degradar la glucosa para obtener ATP. Finalmente las neuronas no reciben suficiente energía, disminuyendo su actividad y por último mueren de hambre. Este solo es un ejemplo entre decenas de los casos existentes de inhibiciones enzimáticas. Cualquier inhibición enzimática de una ruta metabólica principal tendrá unas consecuencias desastrosas.

De modo anecdótico mencionaré que en los siglos XVIII y XIX y parte del XX, la sífilis era tratada con derivados del mercurio. Esta enfermedad se caracterizaba por la formación de chancros que son úlceras contagiosas. Tales lesiones, si bien no entrañaban un peligro realmente serio, alarmaban por su aspecto. Se descubrió que el tratamiento con sales de mercurio, tanto por vía externa como por vía interna, hacía desaparecer los chancros. Sin embargo, a pesar de este alivio, con el paso de los años la persona iba enfermando gravemente y terminaba con demencia y parálisis, a lo cual los médicos llamaron sífilis terciaria. En los primeros años del siglo XX apareció el salvarsán. Dicho medicamento contenía arsénico, que aunque no es un metal, comparte bastantes similitudes con los metales tóxicos. Más tarde se descubrió que las sales mercuriales y el salvarsán eran los culpables de los síntomas desarrollados en los estadíos avanzados de la enfermedad y no la propia sífilis. Es por ello que el Doctor Peter Python escribió el libro titulado “La sífilis es una enfermedad producida por los médicos”. En realidad, las terribles manifestaciones de la llamada sífilis terciaria, como parálisis, pérdida dentaria, demencia o ceguera, no eran más que secuelas derivadas de tratamientos con mercurio y compuestos arsenicales.

Algunas de las enfermedades que pueden deberse en gran medida a la intoxicación por metales pesados son:

Autismo, esquizofrenia, esclerosis múltiple, Alzheimer, Parkinson, nefropatías, cáncer, esterilidad, hiperactividad y déficit de atención, inmunodepresión, anemia, infecciones resistentes al tratamiento con antibióticos, enfermedades degenerativas en general, problemas mentales y neurológicos de todo tipo y dermatosis.
.

¿Cómo librarse de los metales pesados?

.
Antes de hablar de la forma en que podemos eliminar del organismo los metales pesados, debemos tener en cuenta el no seguir intoxicándonos con ellos, con lo cual lo primero que debemos hacer es no estar en contacto con las dos mayores fuentes de estos tóxicos que son las amalgamas dentales y el agua del grifo.

En cuanto a las amalgamas, debemos eliminarlas lo antes posible y sustituirlas por un composite no metálico, y aunque nuestro dentista insista en que no son peligrosas debemos saber que sí lo son y lo más adecuado sería recomendar al dentista que se documentara sobre el tema y a continuación buscar otro con más conocimientos sobre la toxicidad de estas amalgamas.

Por otro lado también deberemos evitar a toda costa beber y cocinar con agua del grifo, ya que esto es una fuente de plomo (especialmente si las tuberías del edificio son antiguas), cobre (material utilizado en muchas tuberías), cadmio (utilizado para mejorar las características físicas de las tuberías de pvc) y aluminio (como resultado de  la adición de alumbre al agua para eliminar la turbidez de la misma). Por otro lado la gran mayoría de cloros utilizados normalmente contiene los que eran para la Dra. Clark los 5 inmunosupresores básicos, entre ellos los metales pesados.

El agua embotellada no es la opción perfecta por su alto contenido en tóxicos, pero eso es tema de un próximo artículo. Lo más adecuado para evitar los tóxicos en el agua desde nuestra perspectiva es utilizar una destiladora portátil de agua o un sistema de filtrado por ósmosis inversa, que son los sistemas que eliminan la práctica totalidad de tóxicos del agua.

Otras fuentes de metales pesados a destacar son:

  • Los antiácidos (que contienen hidróxido de aluminio)
  • Las cazuelas de barro y menaje de cocina fabricado con aluminio
  • Todas las vacunas, que son una importante fuente de mercurio debido a que contienen timerosal, sustancia desinfectante de la que el mercurio constituye el 49% de su peso. Por lo tanto la vacunación anual contra la gripe tan recomendada a las personas mayores, o la vacuna contra el tétanos aconsejada a trabajadores que están en contacto con tierra, estiércol o que están expuestos a cortes por maquinaria o aperos de labranza, son francamente nocivas, además de la del papiloma, neumonía, etc.
  • Los desodorantes que contienen aluminio, incluidas las piedras de alumbre que se venden en tiendas de productos naturales, pues el alumbre no es más que sulfato doble de aluminio
  • El papel de aluminio para envolver los alimentos

.

¿Cómo eliminar los metales pesados del organismo?

.
La naturopatía moderna y los estudios de la Dra. Clark, nos sugieren el uso de suplementos naturales que nos ayudan a eliminar los metales pesados acumulados en nuestro cuerpo. A continuación describiremos la acción específica de cada uno de los suplementos que integran el programa Clark de eliminación de metales pesados:

Vitamina B6: ayuda a eliminar el aluminio

-Vitamina C:  en dosis altas estimula el sistema enzimático del hígado, por lo que la sangre se detoxifica y tóxicos como los metales pesados y los pesticidas son eliminados, además protege contra el elevado estrés oxidativo, derivado de la intoxicación por metales pesados.

-Vitamina E: protege del aluminio tóxico. También evita la acumulación de plomo en nuestro tejido conjuntivo y reduce la toxicidad de nuestras células.

-Calcio: niveles insuficientes de calcio facilitan la absorción de aluminio en nuestro cuerpo. También reduce la absorción de plomo en el tracto digestivo.

-Selenio: tiene un efecto protector contra el aluminio y el cadmio, además de reducir la toxicidad y el daño oxidativo causado por el mercurio

-Cisteína y metionina: son aminoácidos que contienen azufre en su estructura química. Los metales pesados reaccionan con el azufre y únicamente de esta forma se hacen solubles, pudiendo así ser eliminados por hígado y riñones

-MSM (metil-sulfonil-metano): es una forma orgánica de azufre. Representa una fuente de azufre quelante de metales pesados que les hace solubles. El MSM trabaja principalmente a nivel extracelular

-Ácido alfa lipoico: también conocido como ácido tióctico. Es un ácido graso saturado que contiene en su estructura 2 átomos de azufre. Tiene un efecto quelante como el MSM pero es una molécula liposoluble que tiene acceso a casi todos los tejidos del cuerpo y trabaja también a nivel celular.

Si desea saber cómo se realiza el protocolo Clark de detoxificación de metales pesados pinche en:

http://terapiaclark.info/programa-detoxificacion-metales-pesados/

sin-titulo

Articulo escrito por Ignacio Chamorro, Miembro de la Dr Clark Research Association

Si tienes alguna consulta puedes hacerla aquí

En estos artículos no recibirá consejos médicos, pero sí pautas basadas en la naturopatía, la nutrición orto-molecular y las investigaciones de la Dra. Clark. Los consejos dados no implican necesariamente que la medicina oficial esté de acuerdo con ellos.

Para cualquier consejo médico acuda a su médico!

DISTRIBUIDORES

DISTRIBUIDOR CENTRAL

Dr Clark Zentrum:
Mail: info@drclark.com. Web: eu.drclark.com


Plata Coloidal producto clark y suplemento recomendable de Terapia Clark doctora Hulda Clark

PLATA COLOIDAL, UN SUPLEMENTO RECOMENDABLE


.
.
.
.

imagen-jefeEstimado lector:

En este artículo quiero que leáis la información sobre un suplemento que lleva utilizándose más de 50 años para aumentar nuestro sistema inmunológico y para eliminar de forma natural una grandísima cantidad de patógenos de nuestro organismo.

Este suplemento es la plata coloidal, que como veréis a continuación es utilizable por cualquiera de nosotros tanto como preventivo, como para atacar patógenos que nos puedan estar causando una determinada disfunción.

Sin más, os presento este artículo sobre la plata coloidal

……………………………………………..                                .Un cordial saludo,

 

Ignacio Chamorro

Director de Instituto Clark España

Miembro de la Dr. Clark Research Association

.
.
.
.


 

PLATA COLOIDAL

UN SUPLEMENTO RECOMENDABLE

.

Antes del descubrimiento de los antibióticos, en el primer tercio del siglo del siglo XX y especialmente en Estados Unidos, se utilizó la plata coloidal para tratar infecciones por bacterias.

Albert Searle, fundador de la empresa farmacéutica que lleva su nombre, escribió en el año 1920 un libro que consiguió gran difusión titulado The use of colloids in health and disease.

Desde hace muchos siglos se conocían las virtudes antimicrobianas de la plata, lo cual tal vez explique por qué las familias adineradas utilizaban cuberterías y vajillas de plata y por qué antiguamente se introducía una moneda de plata en el recipiente que contenía la leche para retrasar su caducidad. Sin embargo, con la llegada de las sulfamidas y posteriormente de los antibióticos, la palta coloidal quedó relegada a un plano cada vez más secundario. Esto no se debió a que fuese menos efectiva que los otros dos, sino a que era más cara de producir y sobre todo a que no era patentable. La plata coloidal es un suplemento totalmente seguro, ya que cuando la plata se encuentra en forma coloidal no interfiere con los procesos fisiológicos del organismo, ni se acumula formando depósitos tóxicos. Por tanto, ninguno de los efectos secundarios que pueden ocurrir al ingerir plata, se observan al ingerir plata coloidal. Las sustancias en suspensión coloidal tienen poco efecto tóxicos, incluso si se ingieren en cantidades superiores a las recomendadas.

La plata coloidal es efectiva a partir de concentraciones de 5ppm (partes por millón). Consideramos que lo más recomendable es adquirir un fabricador de plata coloidal y fabricarla en casa, ya que es realmente barato el fabricarla y la calidad será mayor.

La plata coloidal solo afecta a organismos unicelulares como protozoos, virus, bacterias y hongos, y por lo tanto no a los tejidos humanos, que son pluricelulares. Actúa bloqueando las enzimas necesarias para la captación de oxígeno del microbio, provocando su asfixia. Esta afirmación podría llevar a pensar que la plata coloidal es eficaz solo contra organismos aeróbicos (que requieren oxígeno para su metabolismo), sin embargo es también efectiva contra numerosas cepas de patógenos anaeróbicos, como las bacterias clostridium, lo cual nos debe alegrar teniendo en cuenta que esta bacteria se encuentra en la fase inicial de todos los cánceres como describe la Dra. Clark en su libro La cura y prevención para todos los cánceres.

También se ha comprobado en laboratorio su uso como eficaz antivírico. Parece que el solo contacto de una partícula de plata con un virus lo inactiva, a pesar de que éste no posea enzimas respiratorias. Pero lo más sorprendente es que la plata coloidal no afecta negativamente a la flora intestinal y por el contrario, es muy efectiva en caso de infecciones digestivas como colitis, gastroenteritis, tifus, disentería o cólera. Y resulta maravilloso que la plata coloidal no interactúe con ningún otro tratamiento, ya sea de medicina alopática o de naturopatía.

Robert Becker, uno de los grandes promotores de la plata coloidal, tras numerosas observaciones llegó a la conclusión de que no es solo un potente germicida, sino que también favorece la regeneración de tejidos, la curación de las heridas y el aumento de masa ósea, especialmente en los ancianos. Con razón se ha dicho que la plata coloidal es como un segundo sistema inmunológico.

Sin embargo, hay afirmaciones falsas sobre el uso de la plata coloidal, como que puede provocar argiria. La argiria es una intoxicación por compuestos de plata que da como resultado una coloración azul de la piel, pero esto solo ha ocurrido si se toman sales de plata que nada tiene que ver con la plata en forma iónica o coloidal.

Veamos cómo los efectos de la plata coloidal son a nuestro entender totalmente diferentes y más positivos que los causados por los antibióticos:

  • Los antibióticos debilitan, mientras que la plata coloidal vigoriza.
  • Los antibióticos deprimen las defensas, mientras que la plata coloidal las refuerza.
  • Los antibióticos tienen un alcance limitado, mientras que la plata coloidal es de amplio espectro.
  • Los antibióticos eliminan la flora intestinal favoreciendo el crecimiento de hongos, mientras que la plata coloidal elimina los hongos favoreciendo el crecimiento de la flora intestinal

Al margen de estos efectos beneficiosos de la plata coloidal, podemos señalar además que:

  • Sólo con 5 partes por millón destruye virus y bacterias en 3-4 minutos.
  • Es atóxica.
  • Puede ser para uso interno o externo: cáncer de piel, eccemas, acné, picaduras de mosquito,…
  • También podemos utilizarlo con nuestras mascotas
  • Puede utilizarse como gotas nasales (sinusitis,…), colirio para los ojos (conjuntivitis,…), lavados genitales (hongos,…).
  • Ayuda a la cicatrización de las heridas
  • La dosis eficaz en procesos infecciosos suele ser de 3 cucharadas soperas diarias, una antes de cada comida, aunque se puede llegar a aumentar hasta los 200 ml diarios dependiendo de la gravedad. Esta dosis aunque parezca excesiva, es completamente inocua y la utilizaremos en los casos en los que necesitemos una acción rápida y contundente. Lo más conveniente es empezar con dosis máximas e ir descendiendo según se vaya restableciendo la salud.
  • Dosificación normal como preventivo: 1 cucharadita y media de café 2-3 veces diarias.

Para cualquier duda sobre Terapia Clark puede consultar en http://www.institutoclark.com o ponerse en contacto con nosotros a través de este correo info@institutoclark.com
.
.

Puede adquirir el Fabricador de Plata Coloidal en los distribuidores de productos Clark en España:

Articulo escrito por Ignacio Chamorro, Miembro de la Dr Clark Research Association

Si tienes alguna consulta puedes hacerla aquí

En estos artículos no recibirá consejos médicos, pero sí pautas basadas en la naturopatía, la nutrición orto-molecular y las investigaciones de la Dra. Clark. Los consejos dados no implican necesariamente que la medicina oficial esté de acuerdo con ellos.

Para cualquier consejo médico acuda a su médico!

DISTRIBUIDORES

DISTRIBUIDOR CENTRAL

Dr Clark Zentrum:
Mail: info@drclark.com. Web: eu.drclark.com


La intolerancia a la lactosa y su relación con la salmonella terapia clark medicina alternativa

La Intolerancia A La Lactosa Y Su Relación Con La Salmonella


.
.
.
.

imagen-jefeEstimado lector:

En el artículo que a continuación les presento, hablaré de algo que es muy común actualmente entre gran parte de la población. Esto es la intolerancia, o mejor dicho, la “supuesta intolerancia a la lactosa” que nos azota de un tiempo a esta parte.

Es un bonito e interesante artículo que nos puede abrir los ojos y ayudar enormemente a mejorar nuestra salud actual y a prevenir posibles problemas futuros.

Un cordial saludo,

 

Ignacio Chamorro

Director de Instituto Clark España

Miembro de la Dr. Clark Research Association

.
.
.
.


.
.

¿Es usted intolerante a la lactosa?

La intolerancia a la lactosa y su relación con la salmonella

.
Para responder a la demanda de los consumidores, se encuentran en el mercado cada vez más productos lácteos “sin lactosa”. Mucha gente hoy en día dice ser intolerante a la lactosa, sin embargo, la Dra. Clark afirmó que si usted es intolerante a la leche eso no significa en absoluto que también sea intolerante a la lactosa.

Según el Doctor Thomas Walse, que colabora con la revista suiza “gesundhitstipp”, un sujeto que es intolerante a la lactosa podrá normalmente tolerar 8 a 10 gramos de lactosa por día, y debemos también tener en cuenta que la mayoría de los quesos pierden su lactosa en el proceso de secado, al igual que la mantequilla. Entonces ¿qué es lo que nos produce la sensación de hinchazón y pesadez digestiva después de comer estos lácteos si no es la lactosa?.
En una estadística aportada por la terapeuta Heike Siemers (miembro de nuestro equipo de investigación de la Dr. Clark Research Association), sobre 133 pacientes estudiados, el 69,4% presentaron reacciones de intolerancia a los productos lácteos, pero sólo el 2,9% resultaron tener intolerancia a la lactosa.

Por otro lado, multitud de estudios realizados en los años ochenta afirman que la lactosa ayuda a mantener la salud de nuestra flora intestinal.

Toda esta información estimuló mi curiosidad y buscando por Internet solo encontré sitios web donde se hablaba de “intolerancia a la lactosa”. Sin embargo encontré dos artículos relevantes:

El primero describe un estudio realizado en grupos de aves y explica cómo al suplementar a éstas con bajas concentraciones de lactosa como prebióticos en la alimentación, esta lactosa tiene un efecto positivo en su tracto digestivo inhibiendo además el desarrollo de bacterias patógenas. El resultado final de este estudio en aves, concluyó que la adición de lactosa a su alimentación mejoró la salud de éstas y produjo una notable reducción de salmonellas patógenas en el intestino.

El segundo indica que tal vez la lactosa y la supuesta intolerancia a la lactosa deberían ser reevaluadas, y que se debería considerar a ésta como un potencial proveedor de bacterias fabricantes de ácidos lácticos beneficiosos para nuestros intestinos.

Estos dos artículos coinciden con lo que la Dra. Clark explicó en su libro “La curación es posible”. La Dra. Clark centró su interés en estudiar las bacterias entéricas dañinas como las salmonellas, y citamos textualmente un párrafo de su libro:
“si es usted intolerante a la leche, eso no significa que tenga usted deficiencia de lactasa para digerir la lactosa, sino que no es capaz de matar las salmonellas y shigellas. Pero lo que sí es cierto es que estas últimas pueden hacer que usted tenga déficit de lactasa debido a las diarreas frecuentes que provocan. Si su cuerpo ha perdido la capacidad para matar salmonellas y shigellas, debemos preguntarnos por qué ha sucedido esto” y la Dra. Clark nos lo responde: “está comprobado que los responsables son los antibióticos comunes que se utilizan para matar las distintas variedades de streptoccocus y staphycoloccocus.

En ratones hace falta un millón de bacterias de salmonella para iniciar una infección. Después de administrarles streptomicina solo les hace falta diez bacterias para infectarlos.

A nosotros, la toma de antibióticos nos afecta igualmente y nuestros intestinos se encuentran igual de vulnerables después de una toma de antibióticos, permitiendo a pequeñas cantidades de salmonellas y shigellas escaparse y multiplicarse.

En caso de que nuestro organismo se encuentre debilitado después de una toma de antibióticos, las salmonellas y shigellas no eliminadas por nuestro sistema, se esconden y al llegar una nueva remesa de bacterias, por ejemplo de una cucharada de leche, los dos subtipos (salmonellas y shigellas) se pueden unir y producir una nueva fuente más vigorosa. A esto se le llama virulencia. Uno se pone mucho peor con estos subtipos más virulentos. Puede tener diarrea, vómitos, malestar general, pérdidas de equilibrio, mareos, etc.
Por esto si usted cree que es intolerante a la lactosa, tenga en cuenta que puede ser un enfermo crónico de salmonellas y shigellas.

Ahora me gustaría contestar a cuatro preguntas importantes para entender este artículo:

1)¿Qué son las salmonellas y shigellas? Y ¿de dónde vienen?.

Las salmonellas y shigellas son bacterias entéricas (viven dentro del intestino), aunque pueden colonizar otros muchos órganos como por ejemplo el cerebro.

La Dra. Clark descubrió que la salmonella es también una bacteria de detoxificación, es decir, que pueden venir de otros patógenos como los parásitos al vivir también dentro de éstos, y cuando el parásito portador muere, las salmonellas salen de éste. Estas salmonellas a su vez también pueden ser portadoras de otros patógenos como son los virus y los oncovirus y pueden causarnos diarreas, estreñimiento, flatulencia, náuseas, dolores, fatiga y fiebre, pero también pueden ser asintomáticas.
Las tres variedades comunes de salmonellas son: enteriditis, paratyphi y typhimurium, y se pueden encontrar en forma pura y en forma de híbridos en los casos crónicos.

Todos los tipos de salmonella pueden colonizar cualquier órgano pero es más común encontrarlos en nuestro sistema digestivo. Citaremos algunos ejemplos: a la salmonella del tipo enteriditis le gusta alojarse en el páncreas y de este modo nuestros jugos digestivos no son segregados correctamente.
Por otro lado las shigellas dysenteriae y sonnei (que suelen provenir del parásito onchocerca) suelen provocar diarrea, depresión, náuseas, vómitos, fiebre, mareos y fuertes dolores de cabeza, a la vez que pueden “invadir” nuestro sistema nervioso y provocarnos irritabilidad y desequilibrios emocionales.

2. ¿Cómo penetran en nuestro cuerpo?

Tanto las salmonellas como las shigellas pueden provenir de alimentos como las carnes contaminadas (tanto de res como de ave), pero las fuentes más importantes son los lácteos, los huevos y la lechuga.

Para la Dra. Clark estos 3 alimentos en el 90% de los testajes realizados dieron positivo a estas bacterias.

En los 2 primeros casos los lácteos y los huevos se contaminan por la presencia de esta bacteria en el animal del que provienen. Y en el caso de la lechuga, la presencia de estas bacterias patógenas suele provenir de los fertilizantes y de las agua utilizadas para regar, y es impresionante observar al microscopio cómo los estomas de una lechuga suelen estar repletos de salmonellas.

3. ¿Dónce viven y qué hacen dentro de nuestro cuerpo?

Las salmonellas hacen huecos en la pared intestinal para ponerse a salvo del ácido gástrico y no son eliminadas con la comida. Pueden a su vez colonizar el estómago debilitando el esfínter gastroesofágico lo cual nos llevará a padecer reflujo sensación de acidez.
La mayor parte de la población tiene un estómago con un pH poco ácido provocando bien por la edad (ya que a partir de los 30 años nuestra producción de ácido clorhídrico baja considerablemente) o bien por los medicamentos inhibidores de la bomba de protones y similares que son recetados por los médicos a la mayoría de las personas por enima de los 40 años para ¿¡¡¡proteger la mucosa del sistema digestivo!!!.
(en un artículo próximo os hablaré de lo bueno que es tener un estómago ácido para estar sanos y prevenir la aparición de patologías graves), y bien, un estómago lleno de comida con poca acidez es el ambiente idóneo para estas bacterias patógenas, en medio hora ya están proliferando.
Una indigestión que empieza al poco tiempo de comer está probablemente causada por salmonellas. Si la digestión empieza más tarde al llegar la noche, por lo general suele deberse a las shigellas porque les ha dado tiempo a instalarse en su lugar favorito: el intestino.

4. ¿Cómo erradicar las salmonellas y las shigellas?

A) Es fundamental mejorar la acidez del estómago y la capacidad del hígado para producir bilis.

Esto quiere decir que hay que sacar toxinas (sobre todo metales pesados) del estómago para ayudarnos a producir más HCL, a la vez que apoyamos nuestra digestión con 10 gotas de HCL (Clark) junto antes de cada comida(tomar siempre en cápsula vacía) y apoyaremos a nuestro hígado con la realización de alguna limpieza hepática. Por otro lado es fundamental eliminar las fuentes directas de metales que son:

Las amalgamas dentales (debemos cambiarlas por empastes de composite) y el agua que bebemos, lo ideal es beber y cocinar con agua procedente de destiladora o filtro de ósmosis inversa, y en caso de que no sea posible, beber y cocinar con agua mineral aunque todavía condene tóxicos, pero en ningún caso se debe beber agua del grifo.

En cuanto a la alimentación es recomendable evitar los lácteos, y los huevos y la lechuga sumergirlos para lavarlos en agua con 2-3 gotitas de lugol (Clark) durante 5 a 10 minutos.

.
B) Para erradicar salmonellas la Dra. Clark recomendaba:

– Tomar lugol (Clark), 6 gotas en medio vaso de agua 4 veces al día

– Esterilizar los alimentos congelándolos a – 21ºc, durante 24 horas

.
C) Para la erradicación de shigellas:

– Tomar lugol (Clark), 6 gotas en medio vaso de agua 4 veces al día
– 10 gotas de HCL (Clark): antes de cada comida
– Cúrcuma y semillas de hinojo, 6 cápsulas de cada 3 veces al día

También es importante que sepáis que los científicos de la Universidad de Liverpool, en el Reino Unido también han descubierto que es importante librarse de la salmonella porque ésta impide el correcto funcionamiento del sistema inmunológico.

Para cualquier duda sobre Terapia Clark puede consultar en www.institutoclark.com o ponerse en contacto con nosotros a través de este correo info@institutoclark.com

.

Articulo escrito por Ignacio Chamorro, Miembro de la Dr Clark Research Association

Si tienes alguna consulta puedes hacerla aquí

En estos artículos no recibirá consejos médicos, pero sí pautas basadas en la naturopatía, la nutrición orto-molecular y las investigaciones de la Dra. Clark. Los consejos dados no implican necesariamente que la medicina oficial esté de acuerdo con ellos.

Para cualquier consejo médico acuda a su médico!

DISTRIBUIDORES

DISTRIBUIDOR CENTRAL

Dr Clark Zentrum:
Mail: info@drclark.com. Web: eu.drclark.com


PARASITOS Y FATIGA CRONICA TERAPIA CLARK CON PRODUCTOS CLARK

PARÁSITOS Y FATIGA CRÓNICA


.
.
.
.

                                                         imagen-jefe

Querido lector:

Debido a que nos habéis reiterado vuestro deseo de volver a recibir nuestros Artículos, pasaremos a publicar de nuevo los que más nos demandáis para que podáis volver a leerlos.

Nuestra idea ha sido y es mostrarte de forma fácil la esencia de la Terapia Clark y su versatilidad y efectividad, además de que puedas ir adquiriendo conocimientos sobre los distintos caminos existentes en nuestra terapia para mejorar la salud y prevenir la aparición de casi todas las desviaciones de ésta.

.

Un cordial saludo,

Ignacio Chamorro

.

Un cordial saludo,

Ignacio Chamorro

Director del Instituto Clark España

Miembro de la Dr. Clark Research Association

.
.
.
.


.

PARÁSITOS Y FATIGA CRÓNICA

.

Hace ya un par de años que el famoso Dr. M. Oz, cirujano cardiotorácico americano habló sobre el tema de los parásitos en humanos de forma contundente en su programa de televisión. El hecho de que el médico favorito de la televisión americana llame la atención sobre el tema de los parásitos me sorprendió gratamente.
En una de sus grabaciones vincula a los parásitos, con la fatiga crónica, además de otras dolencias.

El Dr. Robynne Chutkan un reputado gastroenterólogo, señala que según un estudio realizado, encontraron un tipo de parásito denominado Giardia Lamblia en el 46% de todos los pacientes diagnosticados con síndrome de fatiga crónica.

El Dr.Chutkan también mencionaba que según su investigación, entre el 20-30% de los trabajadores de un centro de día analizado estaban infectados con Giardia, además de la fatiga crónica (como bien sabemos por los libros de la Dr. Hulda Clark), los parásitos pueden causar otra serie de problemas de salud como anemia, mareos, dolor en la articulaciones, urticaria, patologías autoinmunes, etc.

Todas estas relaciones entre parásitos y enfermedades se pueden encontrar en los libros de la Dra. Clark, en los que podemos ver cómo patologías de todo tipo hasta las más graves como el cáncer están directamente relacionadas con los parásitos en nuestro organismo.

La mayoría de pacientes que son diagnosticados de “intestino irritable”, tienen parásitos en éste (y recuerde que estos parásitos pueden atravesar la pared intestinal y moverse por todo el cuerpo). Estas personas sufrirán todo tipo de problemas digestivos y gran cantidad de intolerancias alimenticias, que son una consecuencia indirecta de la infección parasitaria y el síndrome del intestino permeable. El intestino permeable y la presencia de patógenos pueden a su vez derivar en una o varias patologías autoinmunes, pero este tema lo abordaremos en otro artículo.

Quizás lo que más nos importa es que el público en general conozca la relación descubierta (y detallada en sus libros) por la Dra. Clark entre los parásitos y el cáncer. Según sus descubrimientos los parásitos siempre están presentes en la formación y desarrollo de todos los cánceres. Cuando publicó estos hallazgos en 1993, que fueron confirmados por los éxitos logrados con sus pacientes, fue ampliamente ridiculizada por la medicina oficial. Y aunque esta medicina ortodoxa aun está lejos de aceptar los descubrimientos hechos por la Dra. Clark, ahora ya hay varios estudios que vinculan a parásitos con ciertos tipos de cáncer, véase por ejemplo:

http.//www.cancer.org/cancer/cancercauses/othercarcinogens/

Un caso especialmente interesante fue publicado hace menos de un año, en él, una persona desarrolló un cáncer que comenzó a partir de las células cancerosas de un parásito, es decir que el parásito que infectaba al paciente tenía cáncer y las células cancerosas del parásito convirtieron el cuerpo del paciente en su campo de cultivo y comenzaron a crecer y a esparcirse. Por otro lado es sorprendente que los parásitos se han sugerido por ciertos sectores de la medicina como “remedios” para las alergias, pero si usted lee los libros de la Dra. Clark usted entenderá que no hay parásitos beneficiosos, y lo más acertado es eliminarlos de nuestro organismo.

Por el contrario sabemos que sí hay bacterias beneficiosas en nuestros intestinos, nuestra piel, membranas mucosas y otros lugares del cuerpo, y también se sospecha que hay virus que podrían ser beneficiosos, pero lo que debemos afirmar con rotundidad es que no hay parásitos que puedan ser beneficiosos para los seres humanos.

En resumen: lo más adecuado en relación a los parásitos es deshacernos de ellos, nuestros intestinos, cerebro y el resto de órganos nos lo agradecerán.

Por último debemos saber que el mayor problema con respecto a los parásitos es su detección por parte de la medicina clásica, ya que en primer lugar suelen estar adheridos a nuestros tejidos y no en la circulación sanguínea. Por otro lado son en su mayoría demasiado blandos y pequeños como para aparecer en un escáner. Sí es cierto que a veces pueden aparecer en un examen de heces, pero solo cuando los parásitos se encuentran en el colon y debemos saber que una parasitosis puede presentarse en cualquier órgano como la Dra. Clark describe en sus libros.

¿Cómo eliminar los parásitos?: Desde nuestra perspectiva de la Terapia Clark, la mejor forma de desparasitarnos es realizar el Protocolo Clark de Limpieza Intestinal.

En el que a través de hierbas y otros suplementos, a la vez que nos deshacemos de parásitos, también eliminamos la suciedad almacenada en los intestinos que está generando un terreno ideal para el desarrollo de éstos. Además, con la limpieza intestinal se combaten más patógenos que con el programa desparasitante clásico gracias a la cúrcuma, el hinojo, el aceite de orégano y otros suplementos que nos ayudan a eliminar también bacterias patógenas y hongos.

Si quiere saber cómo realizar una limpieza intestinal consulte la página: www.terapiaclark.com y si desea adquirirla puede contactar con cualquier distribuidor autorizado Nature and Clark:

Articulo escrito por Ignacio Chamorro, Miembro de la Dr Clark Research Association

Si tienes alguna consulta puedes hacerla aquí

En estos artículos no recibirá consejos médicos, pero sí pautas basadas en la naturopatía, la nutrición orto-molecular y las investigaciones de la Dra. Clark. Los consejos dados no implican necesariamente que la medicina oficial esté de acuerdo con ellos.

Para cualquier consejo médico acuda a su médico!

DISTRIBUIDORES

DISTRIBUIDOR CENTRAL

Dr Clark Zentrum:
Mail: info@drclark.com. Web: eu.drclark.com