TERAPIA CLARK EN HIPERTENSIÓN ARTERIAL Y TRASTORNOS RENALES LIBROS TERAPIA DOCTORA CLARK

TERAPIA CLARK EN HIPERTENSIÓN ARTERIAL Y TRASTORNOS RENALES

Terapia Clark en hipertensión arterial y trastornos renales.


 

La hipertensión se ha convertido en uno de los problemas de salud más importantes en las sociedades occidentales desarrolladas.

El enfoque estándar es tratarlo con betabloqueantes u otros fármacos, de los cuales muchos de ellos, aunque regulan la presión arterial, han demostrado ser ineficaces para prolongar la vida de los pacientes; otros tienen efectos secundarios graves. Pero… ¿Es posible controlar la presión arterial alta con un enfoque natural?

La Dra. Hulda Clark trataba de encontrar las verdaderas causas de las enfermedades y eliminarlas, permitiendo que el cuerpo se cure a sí mismo.

Este método, por supuesto, también funciona en el caso  de  la  hipertensión,  que  probó  en   un   gran número de  pacientes.  En  este  pequeño libro se detalla el protocolo que le ayudará a conseguir tener la presión arterial normal de forma natural.

 

Si quieres saber más sobre la terapia Clark entra en: http://terapiaclark.info/

Si quieres descargar el libro en español y de manera gratuita, pincha AQUÍ. O si lo prefieres en portugués, pincha AQUÍ.

VER PRODUCTOS CLARK EN LA TIENDA DRCLARK.COM

Articulo escrito por Ignacio Chamorro, Miembro de la Dr Clark Research Association

Si tienes alguna consulta puedes hacerla aquí

En estos artículos no recibirá consejos médicos, pero sí pautas basadas en la naturopatía, la nutrición orto-molecular y las investigaciones de la Dra. Clark. Los consejos dados no implican necesariamente que la medicina oficial esté de acuerdo con ellos.

Para cualquier consejo médico acuda a su médico!

DISTRIBUIDORES

DISTRIBUIDOR CENTRAL

Dr Clark Zentrum:
Mail: info@drclark.com. Web: eu.drclark.com


TERAPIA CLARK EN ARTERIOESCLEROSIS Y VARICES TERAPIA DOCTORA CLARK

TERAPIA CLARK EN ARTERIOESCLEROSIS Y VARICES

TERAPIA CLARK EN ARTERIOESCLEROSIS Y VARICES TERAPIA DOCTORA CLARK

Terapia Clark en Arterioesclerosis y varices


 

La arterioesclerosis es a menudo silenciosa y asintomática, hasta que ocurre un desastre. Se considera que es el factor principal para las enfermedades cardíacas y para otras dolencias, a menudo fatales.

A las varices se las trata como si fuesen poco más que una molestia y que simplemente se pueden tratar quirúrgicamente, pero son una muestra de que a nivel circulatorio tenemos problemas subyacentes más graves.

A menudo pensamos en el colesterol en relación con la arterioesclerosis, pero hay muchos factores que contribuyen: alta homocisteína, procesos de inflamación, o el exceso de ingesta de proteínas (que también se metabolizan mal). Este pequeño manual le da una guía exacta a seguir para cuidar de estos factores y tener un sistema circulatorio sano y fuerte.

 

Si quieres saber más sobre la terapia Clark entra en: http://terapiaclark.info/

Si quieres descargar el libro en español y de manera gratuita, pincha AQUÍ. O si lo prefieres en portugués, pincha AQUÍ.

VER PRODUCTOS CLARK EN LA TIENDA DRCLARK.COM

Articulo escrito por Ignacio Chamorro, Miembro de la Dr Clark Research Association

Si tienes alguna consulta puedes hacerla aquí

En estos artículos no recibirá consejos médicos, pero sí pautas basadas en la naturopatía, la nutrición orto-molecular y las investigaciones de la Dra. Clark. Los consejos dados no implican necesariamente que la medicina oficial esté de acuerdo con ellos.

Para cualquier consejo médico acuda a su médico!

DISTRIBUIDORES

DISTRIBUIDOR CENTRAL

Dr Clark Zentrum:
Mail: info@drclark.com. Web: eu.drclark.com


selenio terapia clark minerales productos y protocolos clark

SELENIO (2ª PARTE), INFERTILIDAD MASCULINA

SELENIO (2ª Parte). Infertilidad masculina.


 

imagen-jefe

Apreciado Amigo/a:

En esta segunda parte seguiremos viendo la importancia de la suplementación con selenio para mantener nuestra salud, ya que en la práctica totalidad de la población es deficitario.

Espero que le guste

Un abrazo,

Ignacio Chamorro.

Director de Instituto Clark España.

Miembro de la Dr. Clark Research Association


 

El selenio ha sido reconocido ampliamente como nutriente esencial para una correcta función reproductora en el ser humano. El selenio es necesario para la maduración del esperma y una adecuada motilidad del mismo, reduciendo además el riesgo de aborto. Casi todo el selenio contenido en los testículos de mamíferos se encuentra bajo la forma de fosfolípido hidroperóxido glutatión peroxidasa. Un incremento de los niveles de esta enzima se asocia con un incremento de la viabilidad, integridad morfológica y motilidad espermática.

TOXICIDAD POR METALES PESADOS

El selenio parece ejercer un efecto protector frente a la toxicidad por mercurio y otros metales pesados. Hallazgos experimentales han mostrado que los roedores con carencia de selenio son más susceptibles a la toxicidad por metilmercurio durante la etapa prenatal y una vez nacidos presentan alteraciones significativas en la actividad de la glutatión peroxidasa o la iodotironina deiodinasa. El selenio parece antagonizar con el cadmio, especialmente en casos de intoxicación aguda. En un estudio con ratones, tras una exposición aguda al cadmio, se observó un descenso significativo de los niveles de éste en riñones e hígado después de ocho semanas de suplementación diaria con selenio.

TIROIDES

En un estudio aleatorizado, prospectivo y doble ciego en pacientes con tiroiditis autoinmune (Hashimoto), la suplementación con 200 µg de selenio durante tres meses redujo los anticuerpos específicos tiroideos entre un 100 y un 63, 6 por ciento. Aún más importante, en nueve de los 36 pacientes que participaron en el estudio se normalizaron completamente los valores de anticuerpos antitiroideos. Los niveles plasmáticos de anticuerpos tiroideos son específicos de la enfermedad de Hashimoto.

CATARATAS

La oxidación de las proteínas del cristalino es la principal característica anatómico-patológica observada en los casos de cataratas. Se ha encontrado un descenso de la actividad de la glutatión peroxidasa en el cristalino de ratas deficientes en selenio. Ello implica por tanto un incremento de la formación de radicales libres. Los pacientes afectos de cataratas presentan niveles de selenio anormalmente bajos tanto en suero como humor acuoso.

INTOLERANCIAS ALIMENTICIAS

Se ha demostrado un bajo nivel de selenio en numerosos casos de síndromes de mala absorción, así como en desórdenes digestivos y alérgicos. Las concentraciones plasmáticas de selenio en niños sanos han sido comparadas con las de aquellos que presentaban alergias alimentarias manifiestas. La media de los niveles de selenio en niños sanos fue de 71,8 µg/L mientras que en los alérgicos los niveles fueron menores de 55 µg/L. Además, los niveles de selenio guardan una relación de proporcionalidad inversa con respecto a la atrofia de las vellosidades intestinales. Los resultados muestran que los niños con alergias a los alimentos presentan una deficiencia subclínica de selenio.

OTRAS INDICACIONES CLÍNICAS

La suplementación con selenio también ha demostrado ser efectiva en el tratamiento y prevención de muchos otros trastornos, incluidos el síndrome de muerte súbita del lactante, fibrosis quística, otitis media, y enfermedad celíaca. La suplementación con selenio también puede ser interesante como un medio con que ralentizar el proceso de envejecimiento, mejorar el estado de ánimo y por supuesto como ya afirmaba la Dra. Clark para potenciar nuestro sistema inmunológico mucho más que cualquier otro suplemento, ya que es un “alimento indispensable” para nuestros glóbulos blancos.

¿CUÁNTO SELENIO TOMAR?

Desde nuestra perspectiva de la Terapia Clark, recomendamos la toma de una cápsula de selenio de 200 µg con una de las principales comidas, de este modo prevenimos una posible deficiencia y ayudamos al correcto funcionamiento orgánico.

 

Para más información sobre temas de interés puede visitar:
www.terapiaclark.info
Para cualquier información adicional visite:
www.institutoclark.com
E-mail: info@institutoclark.com
Si quiere estar al día de temas relacionados con La Terapia Clark, visite:
www.facebook.com/institutoclark/

Articulo escrito por Ignacio Chamorro, Miembro de la Dr Clark Research Association

Si tienes alguna consulta puedes hacerla aquí

En estos artículos no recibirá consejos médicos, pero sí pautas basadas en la naturopatía, la nutrición orto-molecular y las investigaciones de la Dra. Clark. Los consejos dados no implican necesariamente que la medicina oficial esté de acuerdo con ellos.

Para cualquier consejo médico acuda a su médico!

DISTRIBUIDORES

DISTRIBUIDOR CENTRAL

Dr Clark Zentrum:
Mail: info@drclark.com. Web: eu.drclark.com


selenio terapia clark minerales productos y protocolos clark-2

SELENIO (1ª PARTE)


 

imagen-jefe
Apreciado Amigo/a:

En los próximos 2 artículos veremos la importancia de la suplementación con selenio para mantener nuestra salud, ya que en la práctica totalidad de la población es deficitario

Espero que le guste

Un abrazo,

 

Ignacio Chamorro

.Director de Instituto Clark España

.Miembro de la Dr. Clark Research Association

 


.
.

SELENIO
(1ª Parte)

.

Hasta finales de los años 50, se creía que el selenio era un elemento tóxico. Pero en el año 1957, Schwarz y Foltz establecieron que el selenio es un oligoelemento esencial en la dieta como factor preventivo de numerosas enfermedades.

Como miembro de la misma familia de elementos, el selenio comparte numerosas propiedades químicas con el azufre.

Los niveles de selenio en el organismo se ven fuertemente influenciados por la cantidad de selenio consumida en la dieta, pero tristemente, con la alimentación que está a nuestro alcance en estos tiempos, el déficit de selenio, al igual que el de iodo (como ya mencioné hace un par de semanas) está patente en la mayoría de la población.

.

MECANISMO DE ACCIÓN

.

El selenio destaca especialmente por sus propiedades antioxidantes. En 1973, Rotruck y colaboradores descubrieron que la enzima glutatión peroxidasa, la cual neutraliza peróxidos como el de hidrógeno o los derivados de la oxidación de las grasas insaturadas, requiere selenio como cofactor. El selenio actúa como cofactor bajo la forma de selenocisteína.

Después de haber sido metabolizado a sus metabolitos con actividad biológica, metilselenio y S-metilselenocisteína, el selenio interviene en las señales de transducción de la célula estimulando la apoptosis. De todo ello se deduce que el papel preventivo y profiláctico del selenio no se haya limitado a su función antioxidante.

La iodotironina deiodinasa es una enzima implicada en el metabolismo de las hormonas tiroideas, específicamente la conversión de la T4 en T3. Un nutrido grupo de autores han observado que existe una relación entre el estatus de selenio y los bajos niveles plasmáticos en T3, los cuales reflejan una disminución de la actividad de la enzima iodotironina deiodinasa.

Hay estudios que muestran una disminución de los niveles de T4 tras la administración de selenio (debido a la conversión de ésta en T3), lo cual revela la importancia de un correcto aporte de este nutriente para la salud de nuestro tiroides. Este punto es muy interesante pues en enfermedades como la esclerosis múltiple o la esquizofrenia, los valores de T3 se hallan muy disminuidos y asimismo, la administración de T3, pero no de T4, mejora significativamente a estos enfermos. Las concentraciones plasmáticas de selenio por debajo de 67 µg/L se asocian con una peor conversión de T4 a T3.

La enzima tiorredoxina reductasa, una flavoenzima dependiente del NADPH, se halla implicada en la reducción de substratos intracelulares. Hoy sabemos que dicha enzima es selenio-dependiente. Resultados obtenidos mediante experimentación en líneas celulares animales sugieren que la actividad de dicha enzima es un buen indicador de la ingesta de selenio, aunque la aplicación de dicho descubrimiento a nivel clínico se ve limitada por cuestiones metodológicas.

Las dosis de selenio suplementarias administradas a líneas de células cancerosas, tanto en ratas como en humanos, pueden aumentar directamente la actividad específica de esta enzima. Se ha propuesto que la tiorredoxina reductasa es la selenoproteína implicada en los efectos anticancer del selenio.

.

ESTADOS CARENCIALES

.

La carencia de selenio ha sido bien documentada como factor causante de la llamada enfermedad de Keshan, una miocarditis que fue endémica de la provincia china de Keshan, donde el suelo también es muy pobre en selenio (al igual que en España), encontraron una relación entre un bajo estatus de selenio y un incremento del riesgo de enfermedad cardiovascular. Hasta la fecha se han descrito las siguientes manifestaciones observadas en los casos de deficiencia de selenio: envejecimiento prematuro, inmunosupresión, hipertensión, artritis, dolores musculares, infertilidad en el varón, cataratas, problemas del cabello, uñas y piel, y mayor acumulación de metales pesados en el organismo. Asimismo, existe una relación entre los bajos niveles séricos de selenio y la incidencia de cáncer de hígado, mama, esófago, estómago, colon, recto, pulmón, tracto urinario, próstata, órganos reproductores femeninos, tiroides, sistema hematopoyético, cavidad oral, faringe y piel. Otros desórdenes que parecen atenerse a esta misma pauta son el bocio, el síndrome de muerte súbita infantil, la esclerosis múltiple y la esquizofrenia.

.

CÁNCER

.

La relación entre el selenio y el cáncer fue demostrada originalmente al correlacionar los niveles de selenio contenidos en los cultivos y la incidencia de muertes por cáncer, así como mediante estudios epidemiológicos en los que se observó cómo unos bajos niveles corporales de selenio incrementaban el riesgo de cáncer. En el año 1976, Broghamer reportó que los bajos niveles de selenio en pacientes de cáncer se asocian con metástasis, tumores primarios múltiples, recidivas y menor esperanza vida. El interés actual acerca de la relación entre el selenio y el cáncer se basa mayormente en un estudio realizado en 1996 por Clark y colaboradores. Dicho estudio demostró que la suplementación con 200 µg diarios de selenio resultó en una disminución del cáncer de próstata del 60 por ciento en un periodo de 4,5 años. Actualmente dichos autores dirigen un estudio acerca de la eficacia de la suplementación con selenio en relación a la incidencia del cáncer de próstata.

.

SIDA

.

El selenio y el glutatión pueden actuar modificando la infección por VIH tanto in vitro como in vivo. De acuerdo a la teoría propuesta por Taylor y colaboradores, el VIH es portador de numerosos genes capaces de codificar las selenoproteínas, una de las cuales parece tener afinidad para vincularse con el ADN, actuando como un supresor de la transcripción viral. Este mecanismo podría resultar en una menor proliferación viral. En un estudio de 45 pacientes infectados con el VIH, 14 de ellos recibieron suplementación oral con selenio (100 µg diarios), 13 recibieron betacaroteno (60 mg) y 18 no recibieron suplementación. Todos los pacientes fueron evaluados atendiendo a la capacidad antioxidante del plasma, específicamente la superóxido dismutasa y la glutatión peroxidasa. La actividad de la glutatión peroxidasa se incrementó significativamente tras la suplementación con selenio mientras que apenas se apreció un pequeño incremento en el grupo que recibió betacaroteno. No hubo diferencias en cuanto al nivel de actividad de la superóxido dismutasa.

Más que cualquier otro nutriente, la deficiencia de selenio se ha correlacionado con la progresión y aumento de mortalidad en casos de VIH. Un estudio de 104 individuos que daban positivo a la prueba del VIH encontró que la carencia de selenio, así como los niveles de glutatión peroxidasa eritrocitaria y el glutatión plasmático se asocian con la progresión de la enfermedad. La deficiencia de selenio es mucho más frecuente en los casos severos de SIDA que en los pacientes de VIH asintomáticos. El impacto del estatus de selenio en el desarrollo de infecciones por micobacterias en casos de VIH fue investigado durante un periodo de dos años. El recuento de los CD-4 reveló que el índice de masa corporal y los niveles de selenio son factores que ejercen una gran influencia sobre el riesgo de desarrollar infecciones oportunistas.

.

HEPATITIS Y OTROS DESÓRDENES HEPÁTICOS

.

Los individuos aquejados de enfermedades hepáticas, especialmente cirrosis y hepatitis, presentan unos niveles de selenio anormalmente bajos. En un estudio en el que participaron 50 individuos con enfermedad hepática, los niveles séricos de selenio fueron significativamente menores con respecto a los de personas normales y a su vez los niveles de selenio en aquellos que padecían cirrosis fueron menores que los de los afectados por hepatitis. Unos bajos niveles de selenio se correlacionan con un incremento de los niveles de colesterol total, así como de gamma-glutamil transferasa (GGT).

.

CARDIOMIOPATÍA

.

La enfermedad de Keshan, una cardiomiopatía que debe su nombre al condado de Keshan en China, donde fue descubierta por primera vez, puede ser revertida mediante la suplementación con selenio. Un estudio prospectivo conducido bajo un estricto control entre niños de una región donde la enfermedad de Keshan era endémica, durante los años 1974-1976, mostró que los suplementos de selenio, en forma de selenito de sodio, no solo redujeron la morbilidad y la mortalidad por enfermedad de Keshan sino que también redujeron el daño cardíaco. Otras formas de cardiomiopatía también se hallan vinculadas a una deficiencia de selenio.

.

ASMA

.

Existen muchos factores dietéticos implicados en la etiología de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), particularmente el asma. Se han observado niveles reducidos de selenio en la sangre de adultos asmáticos. Una mayor ingesta de selenio puede suprimir el exceso de inflamación presente en los casos de asma al aumentar la actividad de la glutatión peroxidasa, pues esta enzima se encarga de degradar los productos resultantes de la peroxidación de los ácidos grasos, muchos de los cuales son agentes inflamatorios. Los leucotrienos se hallan implicados en el asma pues son unos potentes constrictores de la musculatura lisa, incluida la de los bronquios. Dado que los leucotrienos son hidroperóxidos, son degradados por la glutatión peroxidasa y debido a que el selenio incrementa la actividad de la misma, un aporte suplementario del mismo aumentará la degradación de los mismos y por tanto reducirá los niveles de estos. De hecho, actualmente existe una familia de medicamentos utilizados para tratar el asma y otros desórdenes respiratorios, denominados antagonistas del receptor de leucotrienos.

Un estudio epidemiológico encontró que el asma era menos común en las personas adultas con una mayor ingesta de selenio. Además, una escasa ingesta de selenio parece estar asociada con una mayor prevalencia de la enfermedad. El estudio internacional de asma y alergias en la infancia (las siglas en inglés son ISAAC) encontró evidencia acerca de cómo alimentos ricos en selenio como el pescado y los cereales integrales, pueden proteger frente al asma en niños. Un estudio piloto en el que participaron 17 pacientes asmáticos corticoide-dependientes, encontró que la suplementación con 200 µg de selenio redujo la necesidad de usar corticosteroides, tanto inhalados como sistémicos. La reducción del uso de corticosteroides inhalados fue posible tras un periodo de entre 24 y 96 semanas de suplementación mientras que los corticosteroides sistémicos pudieron ser reducidos después de 48 semanas.

.

Articulo escrito por Ignacio Chamorro, Miembro de la Dr Clark Research Association

Si tienes alguna consulta puedes hacerla aquí

En estos artículos no recibirá consejos médicos, pero sí pautas basadas en la naturopatía, la nutrición orto-molecular y las investigaciones de la Dra. Clark. Los consejos dados no implican necesariamente que la medicina oficial esté de acuerdo con ellos.

Para cualquier consejo médico acuda a su médico!

DISTRIBUIDORES

DISTRIBUIDOR CENTRAL

Dr Clark Zentrum:
Mail: info@drclark.com. Web: eu.drclark.com


Tratamiento del hipotiroidismo terapia clark productos clark

HIPOTIROIDISMO

Hipotiroidismo


 

imagen-jefe

Apreciado Amigo/a:

Esta semana trataré un problema cada vez más común entre la población en general pero que tiene fácil solución sin recurrir a los medicamentos. Es el hipotiroidismo.

Espero que le guste

Un abrazo,

Ignacio Chamorro

Director de Instituto Clark España

Miembro de la Dr. Clark Research Association

 


 

La práctica totalidad de los hipotiroidismos tienen 3 factores desencadenantes que suelen darse a la vez, porque todos trabajan en sinergia, es decir, se apoyan.

Estos 3 factores son:

1. Presencia de patógenos (parásitos, bacterias y/o virus) en glándula tiroidea, que por supuesto no suelen ser detectados en los controles habituales.

2. Toxicidad de halogenuros y/o metales pesados, que tampoco es tenida en cuenta.

3. Déficit de iodo en glándula (en el artículo de la semana pasada ya vimos que la práctica totalidad de la población sufre un déficit de iodo).

Estos 3 factores causantes del hipotiroidismo también lo son de la práctica totalidad de las patologías autoinmunes, ya que en más del 90% hay déficit de iodo, lo cual lleva implícita una acumulación de metales pesados (o halogenuros) y una presencia de patógenos.

Pero, ¿qué es lo que ocurre en nuestro organismo cuando padecemos hipotiroidismo?

En primer lugar, debemos saber que un hipotiroidismo nos puede llevar a una muy diversa sintomatología como:

Hipertensión, falta de concentración, infertilidad, irritabilidad, irregularidades en las menstruaciones, poca memoria, ganancia de peso, pulso bajo, pérdida de cabello, fatiga, colesterol alto, piel seca, depresión, estreñimiento, intolerancia al frío, pies y manos frías, ojos hinchados, calambres musculares, debilidad en general, etc.

Para el hipotiroidismo lo más importante es la suplementación con iodo Lugol, porque entre las primeras reacciones orgánicas que se producen ante un déficit de iodo, destacamos déficit en la producción de suficiente hormona tiroidea, así como un incremento de los anticuerpos antitiroideos y una bajada del sistema inmune en general.

En un caso de déficit de iodo, se debe suplementar con iodo Lugol un mínimo de 6 meses con una dosis de 6 gotas disueltas en agua 2 veces diarias para llegar a la saturación y posteriormente bajar a una dosis de mantenimiento de 6 gotas una vez al día.

En nuestro organismo la glándula pituitaria controla a la tiroides con la hormona TSH (tirotropina) que estimula a ésta para fabricar T4, que a su vez es convertida en T3 que es la forma activa de hormona tiroidea.

La T4 tiene 4 moléculas de iodo y la T3 tiene 3 moléculas del mismo.

En el hipotiroidismo la TSH se eleva, porque al haber un déficit en la producción de hormona tiroidea aumenta esta hormona TSH que es la que ordena a la glándula tiroides que fabrique más hormona tiroidea.

Es muy común que, al comienzo de la suplementación con Lugol en una persona con hipotiroidismo, la hormona TSH pueda subir de 0,5 – 3 que es el nivel normal, a 20-30 durante varios meses, pero no nos debe extrañar porque esta hormona tiene 2 funciones en nuestro organismo:

  • Ordena a la glándula tiroides que fabrique hormona tiroidea.
  • Estimula la producción de células de transporte sodio/iodo.

Estas células de transporte de iodo suelen estar afectadas por la acumulación de bromo en la glándula, por lo cual deberemos tratar de eliminar la ingesta de este tóxico limitando al máximo los productos de panadería que son ricos en éste.

Paralelamente, la suplementación con Lugol nos ayuda a desintoxicarnos tanto del bromo como del flúor y la utilización a diario de sal del Himalaya o sal marina sin refinar también es fundamental para ayudarnos a excretar bromo, ya que las dietas bajas en sal nos están haciendo acumular hasta un 800% más de bromo que una dieta con sal del Himalaya o sal marina sin refinar.

Volviendo a la importancia de la suplementación con iodo Lugol en estos procesos diremos que cuando el ioduro presente en nuestro organismo llega a la tiroides, se oxida formándose iodine y para oxidarse necesita peróxido de hidrógeno y tiroperoxidasa (TPO). Si nuestro organismo padece un déficit de iodo (lo más normal en la gran mayoría de la población) entonces no hay frenos en la oxidación del iodo por exceso de peróxido de hidrógeno. Este exceso a su vez daña la TPO y se producen anticuerpos anti TPO que dañan la tiroglobulina y el cuerpo produce anticuerpos antitiroglobulina.

Por otro lado, si no hay un nivel adecuado de iodo en los tejidos dependientes de éste, habrá más incidencia de cáncer porque no hay apoptosis celular (suicidio de las células cancerosas).

La apoptosis se regula por la iodolactona al igual que la excesiva proliferación celular. Y para que se produzca esta iodolactona es necesaria la ingesta de aproximadamente 15 mg./día de iodo.

Para la correcta oxidación del ioduro a iodine también es necesaria la iodolactona, y también es fundamental la suplementación con vitamina B2 (100 mg.), vitamina B3 (500 mg.), al igual que para la producción de peróxido de hidrógeno. Añadiremos a la suplementación vitamina C (aproximadamente 2 gramos 3 veces al día), MSM y ácido tióctico para ayudar a detoxificar de metales pesados.

Otro suplemento fundamental para los procesos tiroideos es el selenio, ya que:

  • Es necesario para producir glutatión peroxidasa que nos ayudaría a reducir un posible exceso de peróxido de hidrógeno que puede causar daño oxidativo en la TPO e inducir a una tiroiditis autoinmune.
  • Suele ser común un déficit de selenio por no encontrarse presente en la alimentación habitual y /o por la acumulación de metales pesados en glándula.
  • La T4 se convierte en T3 por la hormona iodotironina deiodinasa que contiene selenio.

Es fundamental para regular la tiroides y el metabolismo del iodo.

 

PROTOCOLO CLARK PARA HIPOTIROIDISMO Y TIROIDITIS AUTOINMUNE

Limpieza intestinal
Desparasitación de áscaris

– Complejo B: 1 cápsula (530 mg.) en el desayuno.

Vitamina B2: 1 cápsula (300 mg.) en la comida.

Vitamina B3: 1 cápsula (25mg.) en la comida.

Óxido de magnesio: 1 cápsula (540mg.) en desayuno, comida y cena.

Vitamina C: 2 gramos en desayuno, comida y cena.

Selenio: 1 cápsula (200 mcg.) en desayuno.

– MSM: 1 cápsula (650 mg.) en desayuno.

Ácido tióctico: 1 cápsula (350 mg.) en desayuno.

– Sal del Himalaya: de 2 a 6 gramos repartidos en las principales comidas.

Lugol: 6 gotas en agua, 2 veces al día entre comidas, durante los 6 primeros meses. Después 6 gotas una vez al día.

Articulo escrito por Ignacio Chamorro, Miembro de la Dr Clark Research Association

Si tienes alguna consulta puedes hacerla aquí

En estos artículos no recibirá consejos médicos, pero sí pautas basadas en la naturopatía, la nutrición orto-molecular y las investigaciones de la Dra. Clark. Los consejos dados no implican necesariamente que la medicina oficial esté de acuerdo con ellos.

Para cualquier consejo médico acuda a su médico!

DISTRIBUIDORES

DISTRIBUIDOR CENTRAL

Dr Clark Zentrum:
Mail: info@drclark.com. Web: eu.drclark.com


lugol productos clark de la Terapia Clark protocolos

LUGOL DR. CLARK

Lugol, Dr. Clark


 

imagen-jefe

Apreciado Amigo/a:

En el artículo que a continuación le presento, trato de un magnífico suplemento como es el Iodo Lugol, de gran ayuda para la prevención y tratamiento de un sinfín de enfermedades, desde simples constipados hasta el cáncer.

Espero que le guste

Un abrazo,

Ignacio Chamorro

Director de Instituto Clark España

Miembro de la Dr. Clark Research Association

 


 

En el año 1829 el doctor francés Jean Lugol se dio cuenta que, añadiendo ioduro de potasio al agua, este incrementaba la solubilidad del iodo (iodine) mismo. A partir de ahí comenzó a utilizar una solución que hoy día lleva su nombre (Lugol) y que es una combinación de ioduro potásico y iodo (iodine) en agua. 2 gotas de Lugol contienen 5 mg. de iodo y 7,5 de ioduro. Este ioduro es la forma reducida del iodo con un electrón más.

Durante su ejercicio como profesional de la medicina el Dr. Lugol trató con éxito a miles de pacientes con enfermedades infecciosas y degenerativas graves y hace décadas los médicos mandaban a la población en general suplementarse con entre tres y doce gotas diarias de iodo en forma de Lugol como preventivo.

Es importante que sepamos que actualmente el 95% de la población tiene déficit de iodo ya que en los años 60 se añadía como acondicionador a la masa de panadería, hasta que a mediados de los años 80 el bromo, que es un elemento tóxico sustituyó al iodo.

En los últimos años para agravar el déficit de iodo generalizado por la no ingesta del mismo se une la toxicidad de metales pesados como el flúor, cloro y sobre todo el bromo. Resultando que el 70% de la población tiene problemas derivados de un déficit de iodo.

Según estudios de investigadores como la Dra. Clark y el Dr. Brownstein, debemos suplementarnos con Lugol a diario, ya que más del 90% de la población sufre un déficit entre moderado y severo de iodo desde hace aproximadamente 20 años, época en la que comenzó la “explosión” de patologías autoinmunes, esterilidad, cáncer, etc…

Fíjense lo importante que es el iodo para la salud, que por ejemplo una mujer sana necesita sólo para sus mamas 5 mg. de iodo al día (los tejidos que más iodo necesitan son las mamas y la tiroides).

También necesitan cantidades importantes de iodo para mantener el correcto funcionamiento y evitar la enfermedad, tejidos como la próstata, el tracto gastrointestinal, las glándulas salivares, los huesos, el tejido conectivo, los tejidos del resto del cuerpo, resaltando el fluido cerebroespinal, cerebro (sustancia nigra), ovarios, cuerpo ciliar del ojo y los plexos coroideos del encéfalo.

La mayor acumulación de iodo está en la mama (50 mg. aproximadamente) y el total acumulado en el cuerpo humano es de 1.500 a 2.000 mg. El organismo de la mujer necesita más iodo que el del hombre, por eso tiene más problemas de tiroides y de enfermedades autoinmunes.

En un organismo normal se necesitan aproximadamente al día unos 6 mg. de iodo para la tiroides, 5 mg. para las mamas y unos 3 mg. para el resto del cuerpo y es junto al magnesio y al selenio uno de los minerales más deficitarios en nuestro cuerpo.

Pero, ¿por qué es tan importante la suplementación con iodo?

Pues básicamente porque estamos en déficit como ya afirmé anteriormente y es de los elementos más importantes para mantener nuestra salud y el equilibrio ya que es necesario para la producción de todas las hormonas y se encuentra en cada una de los trillones de células de nuestro cuerpo.

Investigadores como el Dr. David Derry afirman que el iodo es el mejor antibiótico, antiviral y antiséptico de todos los tiempos, además carece de efectos secundarios y no genera resistencia bacteriana. Los antibióticos por su parte pueden sobrecargar el sistema cardiovascular, el hígado y además destruir toda nuestra flora intestinal.

Resulta increíble que, a pesar de la sobredosificación de antibióticos por parte de la medicina alopática en las últimas décadas, la tasa de mortalidad por enfermedades infecciosas aumentó en más del 50%, lo que lo convierte en una de las primeras causas de mortalidad. Al aumentar el uso de antibióticos aumentó también el número de infecciones resistentes y en estos casos de resistencia a los antibióticos, los médicos deberían dirigir su mirada a productos como el Lugol.

Podríamos preguntarnos si la ingesta de iodo proveniente de sal iodada sería igual de útil que la suplementación con Lugol, pero no es recomendable ya que la sal iodada contiene solo unos 75 mcg./gramo, en forma de ioduro potásico, lo cual es una cantidad muy baja y poco absorbible por el cuerpo, mientras que la concentración en el Lugol es mucho mayor y en forma de ioduro y iodine.

Es importante saber que la mejor forma de suplementación de iodo es esta forma de Lugol (ioduro y iodine), ya que la mama usa principalmente iodine (cuyo déficit altera la estructura y función del tejido mamario), por eso el ioduro de la sal iodada no ayudaría en lesiones precancerosas de la mama y el Lugol sí lo haría; durante más de 40 años los quistes en las mamas se han tratado con Lugol.

La tiroides utiliza principalmente ioduro, la próstata contiene iodine, la piel ioduro y los riñones, bazo, hígado, sangre, glándulas salivares e intestino, contienen ambas formas: iodine y ioduro.

Cuando hay un déficit de iodo en mama y en tiroides, estos tejidos aumentan de tamaño para compensar la deficiencia y por lo general las formaciones anormales de mama, ovarios, útero si corregimos el déficit de iodo el tejido anormal vuelve a su estado original.

A nivel de tiroides cuando existe déficit de iodo se genera un hipotiroidismo en el cual la eficacia del sistema inmune baja. Si utilizamos hormonas tiroideas sintéticas, estas aumentan la necesidad de iodo y bajan la efectividad de las células para retener este, por lo que aumenta el déficit de iodo y por tanto la hipofunción de la glándula.

Este déficit de iodo además de hipotiroidismo puede generarnos bocio, hipertiroidismo, cáncer de mama, ovarios, útero, esófago, estómago, próstata, etc., y desde hace aproximadamente 100 años que se viene relacionando el hipotiroidismo con el cáncer de mama y se sabe que en las mujeres con cáncer de mama hay un exceso de bromo y flúor y esto está directamente relacionado con el déficit de iodo en los tejidos. En los casos de cáncer, la suplementación con Lugol induce al suicidio de células cancerosas y además puede funcionar como oxidante y reductor, por lo cual es un potente agente anticancerígeno ya que en el cáncer los mecanismos de oxidación y reducción se han agotado. Por otro lado, cuando el iodo se incorpora a los lípidos de las células, las ayuda a estabilizarse y a mantener un ciclo vital normal.

 

FUNCIONES PRINCIPALES DE LA SUPLEMENTACIÓN CON LUGOL
  • Incrementa la excreción urinaria de metales pesados, sobre todo plomo y mercurio.
  • Incrementa la excreción de los halogenuros tóxicos, bromo, flúor, cloro.
  • Si hay exceso de bromo en una glándula hay déficit de iodo ya que el bromo es similar en tamaño y estructura por lo que se une a los receptores de iodo en el cuerpo. Un exceso de bromo puede traernos: delirio, retraso psicomotor, esquizofrenia, alucinaciones, poca concentración, depresión, irritabilidad, migrañas, desequilibrios hormonales y cáncer. A la vez que se ingiere iodo, excretamos bromo.
  • Es antibacteriano, sobre todo contra salmonellas y shigellas, bacterias gram-positivas, gram-negativas y micobacterias. También es un excelente antivírico, antifúngico y además es efectivo contra protozoos. La mayor parte de los patógenos en contacto con el Lugol, mueren en un plazo no superior a los 90 segundos y pese a que es eficaz frente a más del 85% de las bacterias patógenas, su uso como antibiótico ha sido ignorado lo cual nos podría llevar a pensar en el daño que se le haría a la industria farmacéutica si se generalizase su uso.
  • Evita y reduce los quistes, sobre todo en mamas y ovarios.
  • Ayuda en déficit de atención, arteriosclerosis, fatiga, fibromialgia, patologías autoinmunes, hipotiroidismo, hipertiroidismo, hemorroides, migrañas, hipertensión, problemas de próstata, quistes sebáceos, bocio, infecciones vaginales y cáncer.
  • Es el más seguro de los elementos traza y puede ser ingerido durante largos periodos de tiempo ya que un supuesto exceso se eliminaría por orina en 24 horas.

 

La próxima semana siguiendo con el déficit de iodo trataremos más a fondo el tema del hipotiroidismo.

lugol peque

 

 

Articulo escrito por Ignacio Chamorro, Miembro de la Dr Clark Research Association

Si tienes alguna consulta puedes hacerla aquí

En estos artículos no recibirá consejos médicos, pero sí pautas basadas en la naturopatía, la nutrición orto-molecular y las investigaciones de la Dra. Clark. Los consejos dados no implican necesariamente que la medicina oficial esté de acuerdo con ellos.

Para cualquier consejo médico acuda a su médico!

DISTRIBUIDORES

DISTRIBUIDOR CENTRAL

Dr Clark Zentrum:
Mail: info@drclark.com. Web: eu.drclark.com


TERAPIA CLARK CON PRODUCTOS CLARK PARA EXCESO DE ESTRES Y AGOTAMIENTO SUPRARRENAL

EXCESO DE ESTRÉS Y AGOTAMIENTO SUPRARRENAL

Exceso de estrés y agotamiento suprarrenal


 

imagen-jefe

Apreciado Amigo/a:

Esta semana vamos a tratar el exceso de estrés y agotamiento suprarrenal.

Espero que le guste

Un abrazo,

Ignacio Chamorro

Director de Instituto Clark España

Miembro de la Dr. Clark Research Association


 

Las glándulas suprarrenales son unos pequeños órganos situados en la parte superior de cada riñón y que segregan varias decenas de hormonas cuya función es regular el equilibrio entre sodio y potasio, la respuesta a los agentes estresores, la glucemia y algunos caracteres sexuales secundarios. Las suprarrenales segregan básicamente los siguientes tipos de hormonas:

1. Catecolaminas

2. Mineralcorticoides

3. Glucocorticoides

4. Andrógenos

 

1) Entre las catecolaminas, destacamos adrenalina y noradrenalina, son hormonas encargadas de inducir una serie de cambios en el organismo de manera que este sea capaz de afrontar situaciones de estrés agudo. El médico Hans Seyle (1907-1982) fue el primero en identificar y estudiar el fenómeno del estrés y la respuesta orgánica hacia el mismo. Dividió los estadios de respuesta orgánica al estrés en tres fases:

  • Fase de alarma (luchar o huir).
  • Fase de adaptación.
  • Fase de agotamiento.

Las catecolaminas son las principales protagonistas en la fase de alarma. Inducen una serie de cambios en los tejidos de manera que el organismo sea capaz de afrontar un peligro inminente. Los principales efectos de la adrenalina son:

  • Dilata los bronquios favoreciendo la respiración.
  • Aumenta la sudoración.
  • Contrae los vasos periféricos (por eso produce palidez) y dilata los vasos coronarios, es decir, los que irrigan al corazón.
  • Reduce el apetito.
  • Dilata la pupila, de modo que entre más luz en el ojo y la visión pueda ser mejor.
  • Acelera el pulso.
  • Eleva el azúcar en sangre (en momentos de peligro una hipoglucemia súbita sería fatal)
  • Aumenta el estado de alerta y la agresividad.

 

2) Los mineralcorticoides, de los cuales el más representativo es la aldosterona, se encargan de aumentar la excreción de potasio y reducir la de sodio.

Los glucocorticoides son hormonas que se segregan en respuesta al estrés prolongado, es decir, cuando la fase de lucha o huida se prolonga durante varios días, el organismo entra en la fase de adaptación, en la cual las catecolaminas ceden el puesto a los glucocorticoides. Los glucocorticoides ejercen los siguientes efectos:

  • Elevan la glucemia al aumentar la gluconeogénesis (formación de glucosa a partir de aminoácidos y glicerol) y disminuir la captación de glucosa por los tejidos. Este efecto tiene la finalidad de asegurar un suministro constante de glucosa al cerebro.
  • Aumentan la degradación del colágeno y la masa muscular con el objetivo de que se liberen suficientes aminoácidos a la sangre de manera que puedan ser transformados en glucosa.
  • Reduce la absorción de calcio.
  • Reduce la excreción de sodio y además aumenta la diuresis de modo significativo.
  • Reduce la inflamación al inhibir la liberación del ácido araquidónico presente en las membranas celulares (inhibición de la fosfolipasa A2).
  • Disminuye la retención de datos o recuerdos en el hipocampo.
  • Reduce la actividad del sistema inmunológico y con el tiempo generan atrofia del timo.
  • A medio y largo plazo el cortisol produce obesidad abdominal.

 

3) Los glucocorticoides segregados en mayor cantidad son el cortisol y la corticosterona.

Cuando el estrés se prolonga y excede la capacidad de adaptación del organismo las glándulas suprarrenales se atrofian y entramos en la fase de agotamiento. La fase de agotamiento se produce al cabo de varios años.

 

4) Los andrógenos suprarrenales son fundamentales para el mantenimiento de la integridad orgánica. Uno de los más conocidos y estudiados es la DHEA, también conocida como dehidroepiandrosterona. Esta hormona fue identificada por primera vez a mediados de los años treinta y es exclusiva del ser humano y otros primates. La DHEA se halla muy vinculada al proceso de envejecimiento pues a partir de los 25 años los niveles de dicha hormona comienzan a descender progresivamente y esa disminución es responsable de un deterioro general del estado físico y de muchos de los síntomas típicos del envejecimiento. Otro andrógeno suprarrenal es la androstenediona, de efectos mucho más débiles que la testosterona. A su vez, los andrógenos pueden reaccionar con la aromatasa y dar lugar a la formación de estrógenos. En total, entre mineral corticoides, andrógenos, estrógenos, progestágenos y glucocorticoides, se han identificado más de medio centenar de esteroides suprarrenales.

 

TRATAMIENTO DEL AGOTAMIENTO SUPRARRENAL

Hoy en día como consecuencia de las tensiones mentales prolongadas, entrenamiento deportivo excesivo, escasas horas de sueño profundo, hipoglucemia, carencias nutricionales, exceso de trabajo, etc., las glándulas suprarrenales se resienten y es muy frecuente encontrar cuadros de agotamiento suprarrenal, especialmente subclínico. Los síntomas son muy diversos e incluyen aumento de la inflamación, depresión, cansancio, inapetencia, escasa producción de jugo gástrico, delgadez, pérdida de fuerza muscular, hipotensión, especialmente ortostática (leve sensación de desvanecimiento y visión borrosa tras levantarse después de haber estado bastante tiempo tumbado o en cuclillas), pulso lento y escasa capacidad para realizar esfuerzos físicos o mentales. Muchas veces el agotamiento suprarrenal pasa desapercibido al terapeuta debido a que los síntomas son muy poco específicos.

Nuestro tratamiento del agotamiento suprarrenal habrá de fundamentarse en los siguientes pilares:

  • Altas dosis de ácido ascórbico (vitamina C)
  • Dosis de varios gramos de ácido pantoténico (vitamina B5)
  • L-Tirosina
  • Magnesio
  • Reposo
  • Dieta de baja carga glucémica, preferiblemente cetogénica.
  • Administrar suficiente sodio para compensar las pérdidas del mismo que se producen como consecuencia de una secreción inadecuada de glucocorticoides y mineral corticoides, pero siempre procedente de sal del Himalaya o sal marina.

Veamos cómo llevar todo ello a la práctica:

ACIDO PANTOTÉNICO

El ácido pantoténico es uno de los nutrientes más importantes para el correcto funcionamiento de las glándulas suprarrenales. Una carencia absoluta de ácido pantoténico produce al cabo de dos semanas un cuadro de insuficiencia suprarrenal, la cual puede ser irreversible si no se corrige la deficiencia a tiempo. También es muy revelador que las dosis masivas de ácido pantoténico sean capaces de mitigar los efectos de una suprarrenalectomía (extirpación de las glándulas suprarrenales) en animales de experimentación. El único inconveniente de este enfoque terapéutico es que las dosis necesarias son muy elevadas, (de hasta 10 y 15 gramos diarios) y dado que aún no existen formulaciones de ácido pantoténico en polvo, ello exigiría que la persona tuviese que ingerir entre 20 y 30 cápsulas diarias de 500 mg., por lo que cada bote de 100 cápsulas duraría tan solo entre 3 y 5 días. Las mejores respuestas anti estrés se han observado con dosis de 500 mg. en una o dos comidas.

ÁCIDO ASCÓRBICO (VITAMINA C)

Las glándulas suprarrenales son el tejido del cuerpo con mayor riqueza en vitamina C. De hecho, las tribus amerindias de América del Norte, evitaban el escorbuto a pesar de no comer ningún vegetal durante meses debido a que nunca olvidaban ingerir las glándulas suprarrenales crudas de las piezas que abatían. La administración de dosis masivas de vitamina C es absolutamente necesario en todos los casos de agotamiento suprarrenal, en una dosificación de entre dos y tres gramos en cada una de las tres principales comidas. No debemos olvidar que la vitamina C ejerce un efecto ahorrador de ácido pantoténico, por lo que ambos nutrientes se complementan a la perfección.

TIROSINA

La tirosina ha demostrado ser muy útil como ayuda nutricional a la hora de manejar unos altos niveles de estrés durante períodos prolongados. Ello se debe a que la tirosina es precursora de las catecolaminas. Nuevamente, la vitamina C es fundamental para que se verifique adecuadamente uno de los pasos requeridos en la ruta biosintética de las catecolaminas. La dosis eficaz es de unos 50 mg./kg. Tomados 20 minutos antes del almuerzo.

MAGNESIO

Los estados de estrés aumentan la velocidad a la que el cuerpo consume magnesio. La Dra. Clark recomendaba en los casos de estrés y agotamiento suprarrenal la toma de una cápsula de 300 mg. tres veces al día para apoyar a las glándulas suprarrenales.

DESCANSO

El descanso es fundamental y uno de los pilares del tratamiento del agotamiento suprarrenal. Esto es especialmente cierto en los casos en los que el agotamiento suprarrenal se deba a un exceso de actividad deportiva extenuante, fenómeno conocido como sobreentrenamiento. De hecho, el sobreentrenamiento es básicamente un agotamiento de las glándulas suprarrenales. Es necesario asegurarnos de que el paciente duerme como mínimo 10 horas diarias de sueño profundo. En este sentido pueden ser de gran utilidad aminoácidos como la glicina, taurina o triptófano. El inositol y el magnesio, así como las vitaminas B6 y B3 ayudan también a conciliar un sueño profundo y reparador. Las grabaciones de ruido blanco son relajantes y ayudan a que el cerebro entre en un patrón de ondas más favorable al sueño. El aceite de pescado también es muy útil y aumenta la emisión de ondas alfa disminuyendo las de ondas beta. En este último caso la dosis deberá ajustarse en función del perfil de ácidos grasos y nunca de modo empírico.

CONTROLAR LA HIPOGLUCEMIA

La hipoglucemia es uno de los mayores estresores del organismo. Ello se debe a que las suprarrenales son uno de los órganos encargados de impedir que la glucemia descienda por debajo de un punto crítico incompatible con una adecuada función orgánica. Si debido a una alimentación muy alta en carbohidratos, la secreción de insulina se dispara tres o más veces por día, la glucosa descenderá notablemente y para contrarrestar el peligro de hipoglucemia, las suprarrenales realizan un esfuerzo extra que con el paso de los años acaba por agotarlas. El ayuno concede un gran descanso a las glándulas suprarrenales.

Ello es debido a que, tras varios días de ayuno, el organismo empieza a satisfacer la casi totalidad de sus requerimientos energéticos a partir de los ácidos grasos, cuerpos cetónicos y glicerol, todos ellos derivados de las grasas. Por este motivo, la glucosa queda relegada a un papel secundario pues existen muy pocos órganos completamente glucodependientes. Por ello, durante el ayuno prolongado la glucemia desciende a niveles de 50 mg./dl. y menos aún sin que se manifieste síntoma alguno de hipoglucemia, pues el cerebro se abastece de energía gracias a los cuerpos cetónicos. Debido a que la glucosa pasa a ocupar un papel secundario como fuente de energía de las células, el sistema encargado de su regulación descansa notablemente.

Ello queda demostrado por el hecho de que durante el ayuno prolongado los niveles de DHEA se elevan considerablemente. Dado que no se puede ayunar indefinidamente, en los años veinte se ideó la dieta cetogénica con el fin de imitar los efectos del ayuno. Dicha dieta es muy restrictiva pues no permite consumir más de 10 gramos de carbohidratos por día y es muy poco palatable debido a que se compone fundamentalmente de grasas. De cualquier modo, la suplementación con triglicéridos de cadena media permite alcanzar un grado de cetosis aceptable sin que sea necesario restringir muchos alimentos de la dieta.

 

 

Articulo escrito por Ignacio Chamorro, Miembro de la Dr Clark Research Association

Si tienes alguna consulta puedes hacerla aquí

En estos artículos no recibirá consejos médicos, pero sí pautas basadas en la naturopatía, la nutrición orto-molecular y las investigaciones de la Dra. Clark. Los consejos dados no implican necesariamente que la medicina oficial esté de acuerdo con ellos.

Para cualquier consejo médico acuda a su médico!

DISTRIBUIDORES

DISTRIBUIDOR CENTRAL

Dr Clark Zentrum:
Mail: info@drclark.com. Web: eu.drclark.com


aceite esencial de incienso productor clark para terapia clark

FRANKINCENSE

Frankincense


 

imagen-jefeApreciado Amigo/a:

Hoy vamos a hablar de un producto muy utilizado últimamente por la medicina alopática en patología degenerativa pero que la Dra. Clark llevaba más de 20 años recomendando, este maravilloso producto es el frankincense (aceite esencial de incienso).

Espero que le guste

Un abrazo,

Ignacio Chamorro

Director de Instituto Clark España

Miembro de la Dr. Clark Research Association


 

El frankincense (aceite esencial de incienso) es uno de los mejores suplementos utilizados desde la antigüedad. Es extraído del árbol de la boswellia y su origen es Oriente Medio, India y África.

En sus países de origen se considera un aceite sagrado y lleva utilizándose miles de años (recordemos que uno de los tres regalos de los reyes magos a Jesús fue el incienso).

Desde la antigüedad se quemaba para desinfectar los lugares con gran acumulación de peregrinos para evitar las infecciones, dado su alto poder contra bacterias y otros gérmenes y también se ingería para multitud de dolencias ya que es un magnífico antiséptico, antiinflamatorio y analgésico.

Recientemente empieza a ser usado en hospitales europeos y americanos ya que su acción derivada de más de 20 principios activos es espectacular tanto a nivel mental como físico:

1) Ayuda en procesos de estrés, ataques de pánico y depresión. Sólo inhalándolo a través de un difusor de aromas y frotando una gotita (diluido en un poco de aceite de coco) en la planta de nuestros pies nos reducirá el estrés, la ansiedad y las emociones negativas.

2) Es una excelente ayuda para el sistema inmunológico y puede destruir a ciertos parásitos, bacterias y virus. También puede ser utilizado para gérmenes en la piel, boca y resto del organismo, así como en el ambiente. A nivel oral podría ser de gran ayuda en las gingivitis, dolores de muelas y cualquier forma de infección en la cavidad oral, realizando enjuagues con 1 o 2 gotas de aceite diluidas en aproximadamente medio vaso de agua.

3) Equilibra niveles hormonales y podría reducir síntomas derivados de la menstruación y la menopausia equilibrando nuestras hormonas. También regula la producción de estrógenos y puede reducir el desarrollo de quistes en mujeres premenopáusicas.

4) Reduce el acné y la aparición de puntos negros. Protege las células de la piel y previene la aparición de arrugas. Deberemos mezclar entre 4 y 6 gotas con aceite preferiblemente de coco para aplicárnoslo. Testar antes sobre la piel para evitar cualquier reacción alérgica, aunque estas no son muy comunes.

5) A nivel digestivo ingiriendo una gotita dentro de una cápsula vacía (o sobre un trocito de pan o galleta) nos mejorará gases, estreñimiento, dolor de estómago, síndrome de intestino irritable y calambres. También ayuda a la digestión en forma parecida a las enzimas digestivas. Si vamos a ingerir el aceite debemos estar seguros de que es 100% puro aceite.

6) A nivel respiratorio nos ayudará en resfriados e infecciones respiratorias. Puede eliminar flemas de los pulmones y también actúa como antiinflamatorio de los conductos nasales haciendo la respiración más fácil. También es muy útil en casos de alergias y asma.

7) A nivel emocional nos induce a una sensación de paz y relajación ya que transmite distintas ondas frecuenciales al sistema límbico modulando su funcionamiento y recordemos que quien regula las emociones que relacionan al cerebro con el cuerpo es el sistema límbico.

En los procesos de miedo incontrolable, ansiedad, trastorno bipolar, depresión y autismo hay una alteración en el sistema límbico. Por otra parte, el sistema límbico también está involucrado en el control de otras funciones como la memoria, el sueño, la conducta sexual, el apetito y el sistema olfativo, por lo que en cualquier de estos trastornos podría sernos de utilidad el frankincense.

Debemos saber asímismo que una alteración en el sistema límbico marca el comienzo de enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer en que los enfermos sufren de una marcada atrofia en el hipocampo. También la epilepsia suele ser consecuencia de una esclerosis en el hipocampo derivada de una disfunción a nivel de sistema límbico; otros sentimientos como la ira, el sosiego, el placer y hasta las adicciones se inician en el sistema límbico.

8) Ayuda en procesos dolorosos e inflamatorios a nivel muscular y articular masajeando con él la zona, utilizando un difusor de aromas y también ingiriendo (dentro de una cápsula vacía) 1 gotita, 1 o 2 veces al día.

El frankincense contiene ácido boswéllico que nos ayuda a combatir la inflamación, inhibiendo la 5-lipooxigenasa que está implicada en todos los procesos inflamatorios y además actúa contra las citoquinas, y los radicales libres, implicados ambos en estos procesos, interrumpiendo los procesos inflamatorios. El frankincense ejerce una importante acción para detener múltiples procesos en los que la inflamación es la base, como artritis reumatoide, enfermedad de Crohn, colon irritable y colitis ulcerosa, asma bronquial, cáncer, etc…

9) Cáncer: en el caso de esta enfermedad, el frankincense no sólo reduce la inflamación, sino que directamente ataca a las células cancerígenas sin dañar en absoluto las células sanas.

Un estudio realizado en 2009 demostró su efectividad en varios pacientes con cáncer de vejiga deteniendo el desarrollo y la actividad del tumor. Otro estudio de 2012 ha demostrado que un componente llamado AKBA eliminaba las células cancerígenas resistentes a la quimioterapia. En 2015 se observó que, con la aplicación local, y la ingesta de éste, las células de cáncer de mama detenían su crecimiento y morían por apoptosis.

No obstante, la Dra. Clark ya utilizaba el frankincense en los pacientes oncológicos desde antes del año 1995, con muy buenos resultados, ya que este aceite esencial separa el núcleo del citoplasma en las células cancerosas cerrándolo para detener la producción de códigos de ADN dañados.

Por otro lado, los monoterpenos contenidos en él tienen el poder de llevar a la destrucción de las células cancerosas en cualquier etapa de su desarrollo. Existen 17 principios activos con acción anticancerígena en el frankincense pero en lo que a cáncer se refiere los más potentes son los monoterpenos y los sesquiterpenos; los monoterpenos además de luchar contra las células tumorales eliminan toxicidad del hígado y los riñones, con lo cual nuestro sistema inmune puede trabajar más eficientemente al poder nuestros glóbulos blancos deshacerse de la carga tóxica que está inhibiendo su función en estos procesos. Los sesquiterpenos traspasan la barrera hematoencefálica y además de estimular el sistema límbico, eliminan las microrroturas del hipotálamo y la pituitaria presentes en todos los cánceres, como descubrió la Dra. Clark y lo explica en su libro “La cura y prevención de todos los cánceres”.

Se puede disolver en aceite de coco y aplicar sobre la zona del tumor 3 veces al día, además de ingerir 1 gotita 2-3 veces diarias en cápsula vacía o en un trocito de pan, galleta, etc. Asímismo, es tremendamente eficaz cuando se frota en la planta de los pies, en la cual están reflejados todos los órganos del cuerpo.

 

INTERACCIONES Y EFECTOS SECUNDARIOS DEL FRANKINCENSE

Por lo general es muy bien tolerado y no se conocen efectos secundarios, sin embargo, recomendamos no ingerir cantidades mucho mayores a las expuestas en el presente artículo. No obstante, consulte a su médico o terapeuta.

Articulo escrito por Ignacio Chamorro, Miembro de la Dr Clark Research Association

Si tienes alguna consulta puedes hacerla aquí

En estos artículos no recibirá consejos médicos, pero sí pautas basadas en la naturopatía, la nutrición orto-molecular y las investigaciones de la Dra. Clark. Los consejos dados no implican necesariamente que la medicina oficial esté de acuerdo con ellos.

Para cualquier consejo médico acuda a su médico!

DISTRIBUIDORES

DISTRIBUIDOR CENTRAL

Dr Clark Zentrum:
Mail: info@drclark.com. Web: eu.drclark.com


Taurina en polvo y capsulas terapia clark productos clark doctora hulda clark

LA TAURINA (3ª Parte)

LA TAURINA (3ª parte)


 

imagen-jefeApreciado Amigo/a:

Son muchas las magníficas funciones que ejerce la taurina en nuestro organismo. En esta tercera y última parte de mi artículo.

Espero que le guste

Un abrazo,

Ignacio Chamorro

Director de Instituto Clark España

Miembro de la Dr. Clark Research Association


 

Trastornos Hepáticos

De todas las benéficas acciones que desarrolla la taurina en el organismo, quizá la mejor conocida y estudiada sea la que ejerce a nivel hepático. No olvidemos que la taurina se aisló por primera vez a partir de bilis de toro. La taurina solubiliza el colesterol impidiendo que precipite formando cálculos. Asimismo, favorece la excreción de bilirrubina, siendo muy útil en el tratamiento de la ictericia. Al mismo tiempo la taurina aumenta la producción de bilis e incrementa la fluidez de la misma. Pero sus efectos a nivel hepático no se limitan al sistema biliar, pues la taurina es un gran protector hepático, disminuyendo la formación de radicales libres en el hepatocito y sirviendo de substrato con que conjugar numerosos tóxicos.

La taurina protege frente a los efectos del acetaldehído generado durante la metabolización del etanol y por si fuera poco, revierte la esteatosis hepática o hígado graso pues aumenta la actividad de la enzima carnitina palmitoil transferasa, la cual se encarga de combinar los ácidos grasos con carnitina de manera que estos puedan entrar en la mitocondria para producir energía.

De cualquier modo, la disminución del acúmulo de grasa en hígado no se debe solo a su efecto estimulador del metabolismo lipídico, sino que también es resultado de su acción protectora y antitóxica pues no debemos olvidar que la esteatosis hepática es la mayoría de las veces consecuencia de una sobrecarga tóxica. La taurina es un antídoto de primera frente a numerosos tóxicos y fármacos. Hasta hace poco se utilizaba la N-acetilcisteína como antídoto en casos de intoxicación por paracetamol. Recientes investigaciones demuestran que la taurina es igualmente eficaz.

Trastornos Cardiovasculares

La taurina nuevamente nos sorprende con su versatilidad. En primer lugar, la taurina reduce de manera muy eficaz el colesterol, aunque no debemos olvidar que este no se convierte en realmente peligroso mientras se mantenga en unos niveles por encima de 300 mg/dl. Sí han leído bien no es ninguna errata ¿Qué ha sido de aquel antiguo adagio médico que afirmaba que los niveles de colesterol deberían ser iguales a 200 más la edad? El colesterol solo se convierte en un problema cuando se eleva por encima de 300 mg/dl y más. Existen muchos otros factores capaces de deteriorar las arterias mucho más importantes que el colesterol. Entre ellos se encuentran el estrés oxidativo, la insulinorresistencia, la hiperglucemia, el exceso de agregación plaquetaria, hiperhomocisteinemia…. Pues bien, la taurina influye de manera muy favorable sobre todos estos parámetros. Además, la taurina es un poderoso antioxidante, aumenta la sensibilidad a la insulina, presenta una acción hipoglucemiante y también reduce la tensión arterial en parte debido a su efecto diurético y debido a que aumenta la excreción de ácido úrico, el cual al inhibir la enzima óxido nítrico sintasa, reduce la formación de óxido nítrico, un poderoso vasodilatador.

Asimismo, se ha comprobado que las plaquetas deficientes en taurina son mucho más sensibles al efecto del ácido araquidónico, ácido graso que estimula de manera muy notoria la agregación plaquetaria, hasta el punto que si se inyecta en forma libre a un conejo este muere en pocos segundos con todas las plaquetas “apelotonadas” obstruyendo el flujo sanguíneo.

No debemos olvidar que una inadecuada función renal a la larga SIEMPRE REPERCUTE DE MANERA NEGATIVA SOBRE LA FUNCIÓN CARDÍACA Y LA SALUD ARTERIAL. Es por ello que aquellos enfermos aquejados de insuficiencia renal, presentan una probabilidad de muerte por accidente cardiovascular o insuficiencia cardíaca mucho mayor que la media. José Castro, naturópata español y máximo exponente de la medicina natural y el vegetarianismo en España hasta 1980, afirmaba que las enfermedades cardíacas no debían ser tratadas, sino que se corregían por sí solas normalizando la función renal, y la taurina es un excelente protector renal.

Más asombroso aún es el hecho de que la suplementación con taurina reduzca los niveles de homocisteína. Ello en principio es aparentemente contradictorio pues la taurina es un derivado de la homocisteína. En bioquímica suele ser frecuente que el producto de una reacción inhiba esta misma reacción cuando aumentan los niveles de este. Es un proceso de retroalimentación negativa necesario para mantener la homeostasis y una correcta concentración de moléculas en el organismo. En el caso de la taurina no es así, pues según revelan las últimas investigaciones, los niveles sanguíneos de taurina guardan una relación de proporcionalidad inversa con los de homocisteína.

Se piensa que en cierta medida esto podría deberse a que la taurina inhibiría la absorción intestinal de metionina, que es el aminoácido precursor de la homocisteína. Asimismo, la taurina protege a las células frente a los daños causados por el exceso de homocisteína en sangre, por lo que unos niveles idénticos de homocisteína en dos individuos, ejercerán un efecto perjudicial diferente en función de los niveles de taurina del individuo. Se piensa que la taurina reduce los niveles de homocisteína al disminuir la absorción de metionina.

No podíamos terminar este apartado sin mencionar el efecto inotrópico que ejerce la taurina sobre el miocardio. Inotrópico significa que aumenta la fuerza de los latidos cardíacos. Además, la suplementación con taurina ejerce una acción antiarrítmica. No debemos olvidar que la carencia severa de taurina produce como resultado una acentuada degeneración del miocardio.

Alcoholismo

Como vimos anteriormente, la taurina ejerce un efecto protector sobre el hígado. Esto incluye los efectos del alcohol. Pero la taurina no se limita a hacer más tolerable la ingesta de alcohol, sino que ha demostrado ser muy útil en los tratamientos de deshabituación del mismo, facilitando la abstinencia. El Acamprosato, medicamento utilizado para ayudar a la deshabituación del alcohol y hacer más llevadera la abstinencia del mismo, es un derivado de la taurina.

La Taurina como Neurotransmisor Inhibitorio

La taurina ejerce un efecto calmante y favorecedor del sueño pues actúa como un neurotransmisor inhibitorio. También se ha utilizado con éxito en casos de epilepsia, sin embargo, parece ser que al cabo de unas semanas deja de ser eficaz. Las personas depresivas siempre muestran niveles reducidos de taurina en plasma. La taurina es por tanto una ayuda muy útil en casos de depresión, insomnio, agresividad, ansiedad, adicciones, hiperactividad, etc.

La Taurina aumenta la Biodisponibilidad del Magnesio

La taurina es fundamental para que el magnesio entre en la célula por lo que unos niveles inadecuados de taurina darán lugar a una “pseudocarencia” de magnesio. No debemos olvidar que el magnesio activa más de 300 enzimas en el organismo. Por lo tanto, la taurina aumentará notablemente, la eficacia de cualquier programa que incluya suplementos de magnesio.

Taurina y Salud Retiniana

La retina es uno de los tejidos con mayor concentración de taurina. Se sabe por experimentos animales que una carencia severa de taurina da lugar a degeneración de la retina. La taurina es indispensable para el correcto funcionamiento de los conos, las células fotorreceptoras responsables de que seamos capaces de percibir la luz. Asimismo, la taurina protege la retina frente al daño oxidativo provocado por la luz intensa, especialmente los rayos ultravioleta.

La Taurina y los Estrógenos

Desde hace cientos de años se sabe que las mujeres son mucho más propensas al desarrollo de cálculos biliares. Ello se debe a que los estrógenos inhiben la síntesis de taurina y a su vez, como la taurina aumenta la excreción de hormonas esteroides, esta reducción de la síntesis de taurina redunda en una menor eliminación de estrógenos y por consiguiente un aumento de los niveles de estos que a la vez disminuyen la síntesis de taurina. Resulta fácil caer de este modo en un ciclo de retroalimentación positiva, es decir, un círculo vicioso. En todos los casos de hiperestrogenismo es de gran importancia suplementar con taurina.

Taurina e Intoxicación por Metales Pesados

La taurina al igual que muchos otros compuestos azufrados, presenta especial afinidad por los metales pesados, combinándose con los mismos. Por este motivo, favorece la eliminación de los mismos del organismo. Existen interesantes estudios en los que se observa cómo una alta dosis de metales pesados en la alimentación de los animales de laboratorio no produce alteraciones orgánicas si al mismo tiempo se administra una dosis fuerte de taurina. En efecto, la taurina protege las neuronas frente al estrés oxidativo y el daño al ADN producido por el arsénico o los riñones frente a los efectos del cadmio. Insistimos que estos efectos solo son observables cuando se administran dosis de varios gramos diarios (150mg/kg aproximadamente) durante una larga temporada.

Posología

La mayor parte de los estudios en los que la taurina ha demostrado ejercer efectos positivos utilizaron dosis de varios gramos diarios. Una buena dosis puede ser 6 gramos diarios repartidos en tres tomas. Es recomendable consumir la taurina con estómago vacío. La taurina se absorbe muy eficazmente. Además, no compite con otros aminoácidos por lo que se puede tomar simultáneamente con cualquiera de ellos. La taurina no presenta contraindicaciones y se puede (o, mejor dicho, se debe) tomar de forma indefinida. Existen algunos estudios que afirman que la taurina exacerba los efectos ulcerogénicos de la aspirina, por lo que no sería recomendable tomar simultáneamente ambas. De cualquier modo, si hubiera que elegir entre si tomar taurina o aspirina está claro que habría que escoger la primera opción. A parte de esto, la taurina no interacciona de manera negativa con fármacos u otros nutrientes.

Las dosis que han demostrado ejercer efectos terapéuticos notorios son de entre 3 y 12 gramos. Sin embargo, si se va a tomar de continuo, tal y como es recomendable, una dosis de 6 gramos será más que satisfactoria.

Creo que llegados a este punto no merece la pena insistir más acerca de la utilidad de este sencillo, pero extraordinario aminoácido. Virtualmente no existe individuo sano o enfermo que no pueda beneficiarse de la benéfica acción de la taurina, pues no existe nadie que no se vea afectado en mayor o menor medida por el estrés oxidativo, los metales pesados, un pobre control de la glucemia, trastornos hepáticos, disbacteriosis, permeabilidad intestinal, ácido úrico, trastornos renales, hipoclorhidria o mala circulación… por citar unos pocos ejemplos. No en vano se ha dicho que la taurina es una “molécula maravillosa”. Sinceramente, no nos cabe la menor duda.

Articulo escrito por Ignacio Chamorro, Miembro de la Dr Clark Research Association

Si tienes alguna consulta puedes hacerla aquí

En estos artículos no recibirá consejos médicos, pero sí pautas basadas en la naturopatía, la nutrición orto-molecular y las investigaciones de la Dra. Clark. Los consejos dados no implican necesariamente que la medicina oficial esté de acuerdo con ellos.

Para cualquier consejo médico acuda a su médico!

DISTRIBUIDORES

DISTRIBUIDOR CENTRAL

Dr Clark Zentrum:
Mail: info@drclark.com. Web: eu.drclark.com


Taurina en polvo terapia clark productos clark doctora hulda clark

LA TAURINA (2ª Parte)

LA TAURINA (2ª Parte)


 

imagen-jefeApreciado Amigo/a:

Son muchas las magníficas funciones que ejerce la taurina en nuestro organismo. En esta segunda parte de mi artículo vamos a seguir viendo los beneficios de este suplemento.

Espero que le guste

Un abrazo,

Ignacio Chamorro

Director de Instituto Clark España

Miembro de la Dr. Clark Research Association


Diabetes

Es quizá en los casos de diabetes donde la taurina demuestra todo su potencial. La taurina obra como hipoglucemiante, reduce la glicación y además revierte la disfunción endotelial y la nefropatía propias de la diabetes. Existen decenas de investigaciones tanto en humanos como en animales, que avalan esta afirmación. Existe evidencia al respecto de que la taurina ejerce un efecto protector sobre las células beta del páncreas in vivo. Asimismo, aumenta la actividad del receptor de insulina, por lo que favorece la captación de glucosa por las células y de ahí su acción hipoglucemiante. Además, la taurina inhibe la glicación de proteínas. Este proceso es el principal responsable de complicaciones tales como neuropatía, retinopatía, disfunción endotelial y nefropatía, observadas en casos de diabetes.

La glicación consiste en la unión de la glucosa a las proteínas corporales, lo cual degenera el colágeno y produce deterioro tisular. Asimismo, los productos finales de glicación avanzada son poderosos prooxidantes y ejercen gran parte de sus efectos perjudiciales aumentando los niveles de estrés oxidativo. La taurina no solo inhibe la formación de productos finales de glicación avanzada, sino que además evita que los ya formados causen daños a los tejidos. Además, los productos finales de glicación avanzada son difíciles de degradar y eliminar, teniendo en muchos casos una vida media de varios meses.

Numerosas investigaciones han confirmado las propiedades protectoras de la taurina en casos de nefropatía diabética, reduciendo la proteinuria.

Más asombroso aún es el hecho de que en diabéticos tipo 1, es decir, aquellos más propensos a las complicaciones de toda índole, la taurina revierte la disfunción endotelial típica de estos pacientes ¡en tan solo dos semanas! Estos hallazgos han sido corroborados mediante las más modernas técnicas de medición del flujo sanguíneo tales como la ecografía Doppler.

No debemos olvidar la utilización de la taurina en los caos de retinopatía pues no hay que pasar por alto el hecho de que la taurina, aparte de sus benéficos efectos sobre la glicación y la glucemia, es uno de los nutrientes más importantes para la salud retiniana. Por todos estos motivos no hay excusa para omitir el uso de taurina en los casos de diabetes y síndrome metabólico.

Trastornos Renales e Hiperuricemia

Un aspecto muy poco conocido de la taurina es que es un magnífico protector renal. El tratamiento de las afecciones renales es el gran olvidado de la naturopatía. Se han escrito miles de artículos sobre el tratamiento nutricional de las enfermedades cardiovasculares, mentales, digestivas, hepáticas, cáncer, diabetes, obesidad… Pero no existe prácticamente nada en lo que respecta a los riñones y cómo tratar estos órganos cuando se encuentran a las puertas del fallo renal. Hasta ahora solo se había recomendado restringir el consumo de sodio, potasio y proteínas. Nada más.

Hoy sabemos que la taurina no solo es eficaz en los casos de nefropatía diabética. sino que obra como un gran auxiliar en todos los casos de trastornos renales. Una de las investigaciones más interesantes es una publicada en enero de 2011 en la revista Journal of the American Geriatrics Society titulado “Taurine diuretic and renal revitalizing effects in nonagenarians”.

En dicho artículo se exponen los resultados de un estudio realizado con paciente de más de noventa años que padecían insuficiencia renal y edema, así como hipovolemia (hipovolemia es un trastorno consistente en que el corazón apenas tiene fuerza para contraerse y por consiguiente con cada latido expulsa muy poca sangre). Tras seis meses de tratamiento a base de taurina en dosis de 3 gramos diarios, los pacientes pudieron caminar por primera vez en mucho tiempo (se hallaban postrados en cama) y se redujeron espectacularmente sus niveles de ácido úrico y además el edema desapareció como resultado de una mejor circulación y una mayor diuresis. A diferencia de otros aminoácidos, la taurina no sobrecarga la función renal.

Ello se debe a que la taurina se elimina tal cual y no se degrada en el ciclo de la urea por lo que no aumenta los niveles de sulfato (que acidifica y cuya excreción exige esfuerzo al riñón enfermo) pues no se degrada y se elimina tal cual. Así que no hay que cometer el error de negar la taurina a un enfermo renal sometido a una dieta muy baja en proteínas pues la taurina no se comporta como el resto de aminoácidos, de hecho, en sentido estricto, no es un aminoácido sino un ácido sulfónico. Por último, la taurina es especialmente eficaz en casos de fibrosis renal.

Estrés Oxidativo

Qué duda cabe de que un gran número de enfermedades presentan como componente etiológico el exceso de estrés oxidativo. Esto es especialmente cierto en los casos de enfermedades neurodegenerativas, cáncer, síndrome metabólico, trastornos cardiovasculares, trastornos hepáticos y renales, así como envejecimiento en general. Ello no significa que el estrés oxidativo sea la única causa de enfermedad ni tampoco que los antioxidantes sean una panacea. La taurina no es un antioxidante cualquiera, sino que desempeña funciones específicas para las que es INSUSTITUIBLE. Por ejemplo, la taurina es la única molécula verdaderamente efectiva a la hora de neutralizar el ácido hipocloroso producido por el sistema inmunológico para defenderse de patógenos.

Asimismo, la taurina es especialmente útil contrarrestando el efecto perjudicial de los aldehídos. Un aldehído muy frecuente en el entorno es el formaldehído, procedente de los muebles fabricados con conglomerado y la gomaespuma de colchones y almohadas. Estos objetos siguen rezumando vapores de formaldehído hasta varios años después de haber sido fabricados. En casos de cáncer de pulmón este hecho impide una recuperación y agrava al paciente. La taurina es un antídoto específico frente al formaldehído. Los aldehídos también se generan como resultado de la peroxidación de las grasas poliinsaturadas, proceso comúnmente conocido como enranciamiento. La peroxidación lipídica es uno de los procesos más nocivos para el organismo pues produce toda una serie de tóxicos con gran actividad mutagénica, es decir, dañan el ADN dando lugar a cáncer, malformaciones fetales, etc. Uno de los principales marcadores de peroxidación lipídica es el malondialdehído aunque no es el único. Otro aldehído muy perjudicial es el acetaldehído, generado durante la metabolización del etanol (alcohol) y responsable de los síntomas de resaca (la resaca no es más que una intoxicación por acetaldehído).

El acetaldehído también es un producto del metabolismo de hongos y levaduras como las cándida. La candidiasis aumenta los niveles de acetaldehído, de hecho, un gran número de síntomas típicos de la candidiasis como el cansancio o el dolor de cabeza, son un efecto directo del acetaldehído. Obviamente la taurina obra como antídoto frente al acetaldehído. Por lo tanto, es útil como coadyuvante a la hora de contrarrestar los estragos que produce en el organismo la ingesta crónica de etanol. Por todo ello, la taurina debe ser incluida en cualquier tratamiento nutricional que incluya ácidos grasos poliinsaturados, como los presentes en el aceite de pescado, a fin de evitar su oxidación.

Hasta hace poco, se pensaba que la vitamina E era el principal antioxidante encargado de evitar la peroxidación lipídica, sin embargo, la taurina es igualmente eficaz. Una de las consecuencias más visibles de la peroxidación lipídica son las manchas marrones en el dorso de las manos y la sien que se pueden observar en las personas maduras y ancianas.

Articulo escrito por Ignacio Chamorro, Miembro de la Dr Clark Research Association

Si tienes alguna consulta puedes hacerla aquí

En estos artículos no recibirá consejos médicos, pero sí pautas basadas en la naturopatía, la nutrición orto-molecular y las investigaciones de la Dra. Clark. Los consejos dados no implican necesariamente que la medicina oficial esté de acuerdo con ellos.

Para cualquier consejo médico acuda a su médico!

DISTRIBUIDORES

DISTRIBUIDOR CENTRAL

Dr Clark Zentrum:
Mail: info@drclark.com. Web: eu.drclark.com