EXCESO DE PERMEABILIDAD INTESTINAL - Terapia Clark España
16650
single,single-post,postid-16650,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-8.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.9.2,vc_responsive

EXCESO DE PERMEABILIDAD INTESTINAL

offal-1463369_1280

10 Sep EXCESO DE PERMEABILIDAD INTESTINAL


 

imagen-jefe
Apreciado Amigo:

Vamos a ocuparnos esta semana de un tema muy interesante como es el exceso de permeabilidad intestinal. Y digo muy interesante porque afecta a más del 50% de la población y porque es un trastorno que abre la puerta a la práctica totalidad de patologías graves.

Espero que le guste

Un abrazo,

 

Ignacio Chamorro

Director de Instituto Clark España

Miembro de la Dr. Clark Research Association

 


.
.

EXCESO DE PERMEABILIDAD INTESTINAL

¿Qué es el exceso de permeabilidad intestinal?

El exceso de permeabilidad intestinal es un trastorno caracterizado por un aumento del espacio intercelular existente entre los enterocitos (células del intestino). A dicho espacio se la llama zonula occludens o bien unión estrecha. Cuando aumenta la distancia entre los enterocitos, se crean espacios a través de los cuales numerosas moléculas que normalmente no son absorbidas pueden entrar en la circulación portal. Dichas moléculas suelen ser polipéptidos de origen alimentario y bacteriano, así como lipopolisacáridos derivados de la membrana celular de bacterias gram-negativas.

¿Por qué se produce el exceso de permeabilidad intestinal?

El exceso de permeabilidad intestinal se produce como consecuencia de una flora intestinal dominada por bacterias gram-negativas y clostridios, estrés, carencias alimentarias y ciertos componentes presentes en los alimentos. Bacterias pertenecientes a los géneros klebsiellal, proteus, staphylococcus, clostridium, veillonela, shigella, yersinia y un largo etcétera, se adhieren a la mucosa intestinal y la deterioran al verter constantemente substancias tóxicas ¡derivadas de su metabolismo!. Además, estas bacterias tratan de vulnerar la función de membrana de la mucosa intestinal para poder entrar en el organismo y desencadenar una infección sistémica. El estrés aumenta la permeabilidad intestinal al desencadenar la liberación de citoquinas proinflamatorias y agotar las reservas corporales de glutamina al aumentar la demanda de esta. Una ingesta insuficiente de vitamina A (la vitamina de los epitelios), ácidos grasos esenciales, glutamina y fibra soluble tiene como consecuencia un marcado deterioro de la mucosa intestinal, lo cual redunda en una atrofia de las microvellosidades y un aumento de la permeabilidad intestinal. Por último, ciertos componentes presentes en la dieta cotidiana como gluten, caseína, lácteos, saponinas (procedentes de las legumbres), glucoalcaloides como la chaconina o la Tomatina (solanáceas), oxalatos (ciertas hortalizas, té, chocolate, semillas oleaginosas), acroleína y peróxidos (aceites refritos), alcohol, almidón crudo o resistente (aumenta disbiosis), influyen de manera negativa sobre la función de barrera y la permeabilidad de la mucosa intestinal. La carencia de vitamina A disminuye la producción de inmunoglobulinas y la velocidad de regeneración del tejido epitelial. La glutamina actúa como fuente de energía de los enterocitos además de ser necesaria para la síntesis de hexosaminas, cuya función es la de actuar como “pegamento” intercelular entre los enterocitos favoreciendo una unión compacta entre los mismos. Aunque la glutamina puede ser sintetizada en el organismo a partir del ácido alfa-cetoglutárico (un intermediario del ciclo de Krebs), debe ser aportada por vía oral bien en forma de suplementos o alimentos ricos en la misma, puesto que los enterocitos la extraen con cierta dificultad de la circulación, a no ser que se inyecten cantidades exageradas (30 gramos diarios) como las empleadas en nutrición parenteral. Es por eso que una persona aun presentando una masa muscular soberbia, desarrollará un exceso de permeabilidad intestinal tras varios días de ayuno absoluto (antes de una semana). Por último, los antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) y los corticoides, también aumentan la permeabilidad intestinal.

¿Qué consecuencias depara al organismo un exceso de permeabilidad intestinal?

Haría falta un volumen entero para tratar a fondo esta cuestión. El número de enfermedades que se producen como consecuencia directa de este fenómeno es interminable. Baste decir que el exceso de permeabilidad intestinal da lugar a una translocación bacteriana y al paso de numerosos antígenos tanto de origen bacteriano como alimentarios y un aumento de la toxicidad debido a los lipopolisacáridos. El resultado es que la sangre se llena literalmente de residuos tóxicos que día a día minan la resistencia orgánica y terminan por afectar al órgano u órganos más endebles. No existe enfermo que no presente permeabilidad intestinal o que no mejore tras realizar un protocolo destinado a normalizar la misma.

¿Cómo se corrige el exceso de permeabilidad intestinal?

La dieta y la suplementación serán los dos pilares fundamentales. Mientras no se produzca una mejoría se eliminarán de la dieta las legumbres, incluida la soja, solanáceas (patata, tomate, pimiento, berenjena) y bebidas alcohólicas. Los cereales con gluten (incluidos el kamut y la espelta) y los lácteos no deben ser consumidos aún después de restaurada la permeabilidad. La alimentación consistirá básicamente en frutas, verduras, pescado, algo de ave, huevos no muy cocidos, semillas oleaginosas crudas con moderación (50-60 gramos diarios), aceite de coco, aguacate, aceite de oliva, boniatos en lugar de patata, arroz, mijo y teff. La quinoa deberá remojarse antes de consumirse, tirando el agua, pues contiene muchas saponinas. Evitar los fritos. Consumir chucrut semanalmente. Evitar a toda costa la comida procesada.

Como suplementación recomendamos principalmente, realizar el PROTOCOLO CLARK DE LIMPIEZA INTESTINAL, para eliminar parásitos, bacterias, hongos y residuos tóxicos. Y posteriormente nos suplementaremos con:

  • Fructooligosacáridos, 5 gramos diarios diluidos en agua caliente (pueden servir como edulcorante)
  • Complejo B de entre 50 y 100 mg. Una vez al día junto con desayuno o comida.
  • Glutamina, 5 gramos antes del desayuno, comida y cena
  • Probióticos Royal Flora: 2 cápsulas 20 minutos antes del desayuno
  • Vitamina A, 8.000 Unidades Internacionales diarias junto con la comida del medio día.
  • Vitamina E (para la eficacia de la vitamina A), 400 Unidades Internacionales junto con la comida del medio día.
  • Zinc, 30 miligramos diarios en la cena.

El programa de suplementación deberá seguirse durante un mínimo de 3 meses, aunque se puede prolongar en el tiempo, ya que esta suplementación siempre será positiva para nuestra salud y rendimiento.

.

.Ya tienes disponibles videos explicativos sobre la Terapia Clark en nuestro canal de

YouTube en el siguiente enlace:

https://www.youtube.com/c/TerapiaClark

.

.
Distribuidores oficiales Clark:

tiendas
.
.

Para más información sobre temas de interés puede visitar:

www.terapiaclark.info

Para cualquier información adicional visite:

www.institutoclark.com

E-mail: info@institutoclark.com

Si quiere estar al día de temas relacionados con La Terapia Clark, visite:

www.facebook.com/institutoclark/

 

En estos correos no recibirá consejos médicos, pero sí pautas basadas en la naturopatía, la nutrición ortomolecular y las investigaciones de la Dra. Clark. Los consejos dados no implican necesariamente que la medicina oficial esté de acuerdo con ellos.

.
.

imagen-1
DURACIÓN SOLO 1 DÍA (SÁBADO)
10 HORAS

.BARCELONA (GRANOLLERS)- DOMINGO 29 DE OCTUBRE DE 2017 DE 10.00 A 20.30H

LISBOA – DOMINGO: 5 DE NOVIEMBRE DE 2017, DE 09.00 A 18.30H

OPORTO – DOMINGO: 10 DE DICIEMBRE 2017, DE 09.00 A 18.30H

MADRID – SÁBADO: 27 DE ENERO DE 2018, DE 10.00 A 20.30H

.
SE ENTREGARÁ DIPLOMATURA EN TERAPIA CLARK POR LA
DR. CLARK RESEARCH ASSOCIATION

.

Precio del curso: 180 euros.

.

Más información y reservas: en los distribuidores Clark

 

 

 

 

.
.

No Comments

Post A Comment